Sociedad


¿Se puede ser una top model con una talla 42?

Sí. Es de sobra conocido que el mundo de la moda está focalizado en mujeres extremadamente delgadas, pero Robyn Lawley es una joven que está decidida a romper moldes con su talla 42. A sus 25 años tiene unas curvas envidiables que están convirtiéndola en una de las modelos más populares dentro del mundo de la moda, aunque los diseñadores de alta costura se mantienen en su decisión de no crear vestidos de su talla destinados a los desfiles. Y es que ella asegura no ponerle reparos a su alimentación, ya que opina que "cocinar y comer son el mejor regalo de esta vida" e incluso una de sus frases de cabecera es que "no hay amor más sincero que el amor a la comida".

Por ello la australiana, de 1,88 metros, confiesa comer a menudo pasta, bacon, tartas, hamburguesas... alimentos que en el mundo de la moda suelen estar vetados. Y es que asegura que "tengo el cuerpo perfecto para ser una modelo de tallas grandes, ni más ni menos, porque soy de constitución ancha", aunque también lamenta que no la dejen acceder a las pasarelas, pues agrega que "me gusta mucho desfilar y para mí sería un gran reto profesional poder hacerlo. Pero tengo asumido que de momento las modelos de mi talla estamos condenadas a proyectos editoriales y comerciales". No en vano, su mensaje para el mundo de la moda es muy claro: "las curvas no deben definir el prototipo habitual de belleza, decir que lo delgado es feo me parece igual de grave, dañino e inaceptable que justo lo contrario".







Estos temas también te interesarán: Sociedad_modelo_talla 42_australiana_robyn Lawley_desfilar_moda

Comentarios