Ir a versión clásica Ir a versión móvil

España perdió su condición de invicta

Dinamarca 26-23 España
EFE EFE

La selección española no pudo repetir sus grandes actuaciones contra Noruega, defensora del título y campeona olímpica, y Rumanía, al perder su condición de invicta en el Europeo de Macedonia frente a Dinamarca (26-23), cuya derrota le complica notablemente el sueño de estar por primera vez en la historia en semifinales.
 

El conjunto de Jorge Dueñas deberá ahora ganar mañana a Hungría, en el último partido de la fase principal, y esperar un triunfo de Noruega sobre Rumanía por la mayor diferencia posible.

Las jugadoras españolas acusaron el desgaste de una competición de este nivel y su falta de acierto atacante en el segundo periodo ante un rival que se resguardó en la magnífica actuación de su guardameta Christina Pedersen y en el acierto de Gitte Aaen y compañía.

El estirón de las danesas en el inicio del segundo tiempo fue determinante, porque se situaron con cinco tantos de ventaja (22-17) sin que España estuviera fresca de ideas para contener la acometida y responder en ataque.

El partido comenzó de forma esperanzadora para las ilusiones hispanas con un 0-2 a su favor y aunque Dinamarca no permitió muchas más alegrías, el encuentro discurrió por el camino del equilibrio con reparto de parciales para uno y otro bando que se saldó con tablas al intermedio (12-12).

En el segundo tiempo Dinamarca rápidamente tomó con cierta autoridad el mando de las acciones. Aunque España respondió para resistir y mantener la igualdad a partir del 17-17 (m.38) no tuvo continuidad para, como en anteriores partidos, situarse por delante.

Al contrario, encajó un parcial de 5-0 (22-17, m.45) que fue el principio del fin para las pupilas de Jorge Dueñas, cuya lucha no encontró la claridad necesaria nada más que para recortar su desventaja en determinadas ocasiones hasta los tres goles, distancia con la que se llegó al final de la contienda.

Las españolas no se rindieron y pelearon hasta la extenuación, pero Dinamarca supo administrar muy bien su renta y manejar el partido con solvencia y eficacia.

Pese a los diez tantos de Marta Mangué se echó en falta la aportación anotadora de Macarena Aguilar y Beatriz Fernández, que no marcaron en este importante encuentro que, de haberlo ganado, hubiera significado un paso de gigante para el sueño de la selección nacional.

Por lo tanto, todo queda a expensas de ganar a Hungría y de que Noruega gane a Rumanía, a la que también debe superar España en la diferencia general de goles, ahora contraria a los intereses de las chicas de Dueñas.

Ficha técnica:

26 - Dinamarca (12 14): Karin Mortensen, Kviesgaard, Grigel (1), Louise Mortensen, Dalby (3), Lund Nielsen (1), Touray (4, 1p), Moeller (7, 5p), Fruelund (1), Aaen (8), Pedersen (ps), Kristensen y Troelsen (1).

23 - España (12 11): Cristina González, Garmendia, Martín (4), Barno, Bea Fernández, Cuadrado (2), Mangué (10, 4p), Aguilar, Ciobanu (ps), Chávez, Pinedo (2), Begoña Fernández (2) y Oncina (3).

Marcador cada cinco minutos: 1-2, 4-4, 6-8, 9-8, 10-8, 12-12 (descanso), 16-14, 19-17, 22-17, 24-20, 25-21 y 26-23.

Árbitros: Nikolovski y Kolevski (MKD). Excluyeron por dos minutos a las danesas Louise Mortensen (2), Dalby, Nielsen (2) y Touray, y a las españolas Garmendia, Pinedo y Begoña Fernández.

Incidencias: Partido de la penúltima jornada del grupo I de la fase principal disputado en el pabellón Biljanini Izvori de Ohrid ante unos 700 espectadores.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información