Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Gibernau se vuelve a subir a una Ducati

EFE EFE
El ex piloto español Sete Gibernau se volvió a subir hoy de nuevo a una Ducati de MotoGP para realizar el primero de los tres días de entrenamiento junto al piloto de fábrica de la marca de Borgo Panigale, el italiano Vittoriano Guareschi, en el circuito de Mugello.

Aunque la lluvia obligó a dar por concluidos los entrenamientos en el circuito escenario de la prueba puntuable para el mundial de motociclismo que se disputa en Italia, Sete Gibernau dejó buen sabor de boca en las apenas veinte vueltas que pudo completar al trazado toscano, con un mejor tiempo de 1:53.7.

Su registro no se acerca a los mejores tiempos de la cilindrada, ya que el mejor tiempo de entrenamientos en el pasado Gran Premio de Italia fue para el vencedor de aquella carrera, el siete veces campeón mundial italiano, Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), que rodó en 1:48.130, en tanto que el récord en carrera está en poder del vigente campeón del mundo, el australiano Casey Stoner, también piloto de Ducati, con 1:50.003.

"Es como haber dado un salto de casi dos años atrás en el tiempo, como si no hubieran existido los meses sin salir a la pista", dijo un emocionado Sete Gibernau en el comunicado del equipo difundido por la página oficial del campeonato.

Buenas sensaciones

"Conducir una moto de carreras ha sido durante muchos años mi vida, y ahora que he vuelto a sentir esas sensaciones me siento francamente bien, me siento en casa. Los automatismos del pilotaje han surgido enseguida, aunque obviamente me falta acostumbrarme a la velocidad", reconoció el piloto de Barcelona.

"Me doy cuenta de que me cuesta un poco soltar los frenos y hacer correr la moto como debiera, pero estoy seguro de que es solo el óxido tras muchos meses sin pilotar", agregó Gibernau.

En cuanto a la moto, Sete Gibernau manifestó que "es en todo y para todo una Ducati. Precisa pero exigente, demanda un pilotaje físico que me ha recordado enseguida a la GP7 que probé en Motegi a finales del 2006".

"Además de recuperar la confianza en el pilotaje, hoy hemos trabajado un poco sobre la electrónica, sobre el freno motor, porque mi pilotaje es diferente al que utiliza Vittoriano", dijo Sete.

"Por el momento dispongo de otros dos días de pruebas con la esperanza de que no llueva y después decidiremos juntos si habrá más ocasiones para conducir su moto", agregó Sete Gibernau.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información