Curiosidades


¿Por qué nos resulta rara nuestra voz al escucharla en una grabación?

Es habitual que al escuchar nuestra voz en una grabación nos resulte extraña por no parecerse demasiado a la percepción que teníamos de ella. Tal y como explica el portal 'Ojo Científico', esto se debe a que habitualmente estamos acostumbrados a percibir los sonidos que emitimos desde el interior de nuestra garganta, lo que modifica la forma que tenemos de escucharnos a nosotros mismos. Y es que hay que tener en cuenta que el sonido no es más que una onda de presión que viaja a través del aire y que estimula nuestros oídos, de manera que los tímpanos vibran convirtiéndolas en señales que son interpretadas por el cerebro.


Pues bien, en todo este proceso el sonido que originamos en nuestras cuerdas vocales al hablar resuena tanto en la garganta como en la boca, chocando contra los huesos del cuello y la cabeza. Esto provoca que estas vibraciones estimulen nuestro oído interno y se mezclen con el sonido que nos llega de nuestra voz a través de nuestro oído externo.

Todo ello genera una mezcla de sonidos que altera la percepción que tenemos de nuestra propia voz, de manera que generalmente la percibimos con un tono más grave de lo que es en realidad. Así, lo que oímos de nosotros mismos no es más que el resultado de la mezcla de estos dos canales diferentes, cuando lo que realmente suele ser habitual es escuchar los sonidos únicamente de una fuente externa.





Estos temas también te interesarán: Curiosidades_propia_voz_sonar Diferente_escuchar_sonidos_vibraciones

Comentarios