Historia


¿Qué sorprendente acto de valentía tuvieron los presos durante el 2 de mayo?

El 2 de mayo de 1808 se produjo un levantamiento popular en Madrid con motivo de la salida camino de Bayona de los dos únicos miembros de la Familia Real que quedaban en la ciudad, María Luisa y el infante Francisco de Paula. Los madrileños llevaban varios días gestando un odio hacia las tropas francesas invasoras, por lo que el levantamiento se tradujo en una intensa lucha callejera en la que toda persona sana y en edad de portar armas defendió sus ideales con valentía. De hecho, a tal punto llegó la situación que incluso los presos internos en la Cárcel Real solicitaron por escrito ser liberados "bajo juramento de volver todos a la prisión" con el objetivo de "exponer la vida contra los extranjeros y en bien de la Patria".

Levantamiento del 2 de mayo 


Tanto al director como al carcelero no les quedó otra que aceptar su petición bajo riesgo de amotinamiento, por lo que un total de 56 de los 94 presos fueron liberados para luchar por toda la ciudad. La mayoría de ellos se encaminaron hacia la Plaza Mayor, donde lograron conquistar un cañón y dispararon contra la infantería francesa que avanzaba hacia ellos por la calle de los Consejos.

De esta forma, todos ellos contribuyeron a repeler los ataques de las tropas invasoras, pero sin olvidar la promesa que habían hecho por su patria. Y es que antes de acabar el día, 50 de estos presos ellos ya había regresado a la cárcel, mientras que otro más lo hizo al día siguiente. Únicamente uno de ellos se consideró prófugo, mientras que otro llamado Francisco Fernández Pico apareció muerto, otro de nombre Domingo Palen fue herido y a dos de ellos se les dieron por desaparecidos.





Estos temas también te interesarán: Historia_2 De Mayo_levantamiento_madrid_presos_liberados_carcel_luchar_tropas Francesas

Preguntas y respuestas relacionadas

Comentarios