Música


¿Cómo actúan las 'canciones del verano' en el cerebro?

Pregunta formulada por: Samanta Pérez Ariza (La Rioja)


Cada año cuando se acercan las fechas de verano se inicia una competición musical que pretende encontrar el tema más fresco y rítmico de estas fechas estivales. Normalmente la estrategia suele consistir en la composición de las melodías más sencillas y pegadizas posibles, de forma que la canción consiga 'atrapar' a las personas que la oyen y luego no puedan dejar de tararearla. Se trata de un proceso de 'captación' que tiene varias explicaciones científicas como desvela el blog 'Neurolab'.

 Canción del verano


Y es que, para empezar, un estudio de 2011 liderado por Carlos Silva Pereira demostró que la familiaridad suele ser un elemento clave a la hora de lograr una respuesta emocional en el cerebro. Es decir, que nuestra cabeza prefiere escuchar algo que le suena a algo desconocido acorde a su estilo musical favorito. Los científicos llaman a este fenómeno 'efecto de mera exposición', ya que a este órgano le encanta reiterar cosas que ya conoce, como puede suceder con los niños, quienes normalmente están encantados de ver siempre la misma película de dibujos animados.

A esto también se une el fenómeno conocido como 'earworms', el cual define los breves fragmentos de música de 30 o 45 segundos que no pueden dejar de repetirse en la cabeza por ser realmente pegadizos. La Ciencia aún no ha encontrado explicación a por qué el cerebro humano no puede desprenderse de estas melodías tan exitosas, pero lo cierto es que las mismas tienen una y otra vez el mismo efecto en las personas.  Esto lleva a pensar que el fenómeno de la canción del verano es algo inherente al propio ser humano, por lo que seguirá produciéndose mientras sigan existiendo los propios veranos y la música.