Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Obama reivindica la diversidad de EEUU

  • Siga on line el desarrollo de la sesión desde Defensa Central
En su discurso por Chicago
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha reivindicado hoy la diversidad cultural, racial y religiosa de su país como argumentos para apoyar la opción de Chicago a albergar los Juegos Olímpicos de 2016.

Obama ha intervenido este viernes ante el Comité Olímpico Internacional (COI) en la presentación de la candidatura de Chicago, que aspira - junto a Tokio, Río de Janeiro y Madrid - a la organización de esos Juegos. Vinculado desde hace veinticinco años a Chicago - "mi casa", ha dicho -, Obama ha cerrado la presentación de esa candidatura con un tono que ha recordado en algunos momentos a la campaña electoral del año pasado que le llevó a la presidencia de Estados Unidos.

Presentado por su esposa Michelle como "alguien que sabe del cambio", el líder estadounidense ha defendido Chicago como sede olímpica con el argumento de que está "en el corazón de Estados Unidos", un país "forjado por gente de todo el mundo, donde "siempre hemos abierto los brazos a todos", como a su propio padre, procedente de África, recordó.

Tras calificar Chicago como "una gran metrópoli con el corazón de una pequeña ciudad", Obama se ha extendido en un discurso de contenido más internacional, con alusiones a "un momento histórico en el que cada país está unido a otros" y a la necesidad de "esfuerzos en común" para superar los retos. Obama ha mostrado su deseo de acoger los Juegos "a pocos pasos de mi casa familiar", en el lugar donde "eché raíces".

 

Deporte como nexo de unión

Con anterioridad había hablado ante la asamblea del COI Michelle Obama, quien también aludió a sus vínculos con Chicago y recordó sus vivencias de niña con su padre, a quien a los 30 años le fue diagnosticada una esclerosis múltiple. En un discurso destinado a tocar los sentimientos, Michelle Obama ha subrayado que en su infancia el deporte fue nexo de unión en su familia y un factor que fomentó valores como el trabajo en equipo y la competición de igual a igual.

Ya como madre de "dos preciosas niñas", Michelle ha pedido al COI que elija Chicago como sede de los Juegos para que "la llama olímpica ilumine mi ciudad" pero también para celebrar una competición que "dé esperanza y cambie vidas en todo el mundo". Michelle Obama ha estado varios días en Copenhague para recabar apoyos en favor de su ciudad, mientras que el presidente pasará unas horas en la capital danesa.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información