Historia


La dieta medieval ¿era más sana y equilibrada que la actual?

La dieta medieval ¿era más sana y equilibrada que la actual?

En la mesa de los hombres y mujeres de la Edad Media se servía una dieta mucho más sana y equilibrada que la actual, según revela un nuevo estudio realizado en Gran Bretaña.

El labriego promedio del medioevo en Inglaterra comía casi dos barras de pan al día, unos 250 gramos de carne o de pescado y una gran cantidad de verduras, todo ello regado con tres pintas de cerveza. Y, lo que es más importante, en la dieta de la Edad Media no existían los azúcares refinados, como galletas, chocolate o dulces.

 

En total la ingesta aportaba entre 3.500 y 4.000 calorías, según ha calculado el doctor Roger Henderson. "Si sumamos a esa alimentación una cantidad de trabajo increíble (12 horas diarias), está claro que el hombre medieval tenía mucho menos riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y diabetes que hoy en día", asegura el Dr. Henderson. Y, por supuesto, tampoco tenía problemas de colesterol.


El estudio también revela que el ejercicio físico que realizamos a diario se ha visto reducido drásticamente desde la época de los romanos y la Edad Media: de 8 horas a menos de 20 minutos al día. El alto precio del sedentarismo, dice Henderson, es una peor calidad de vida.