Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Pacquiao destruyó al inglés Hatton en sólo dos asaltos

  • BOXEO-CTO.SUPERLIGERO
BOXEO-CTO.SUPERLIGERO
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid

El púgil filipino Manny Pacquiao dio una cátedra de poder de puños al necesitar sólo seis minutos para poner fuera de combate al ex campeón mundial, el inglés Ricky Hatton, con un brutal K.O. En la pelea estelar de la velada en el hotel-casino MGM Grand de Las Vegas, Pacquiao volvió a mostrarse invencible sobre el cuadrilátero y ser sin discusión el mejor boxeador del momento en todo el mundo.

"Simplemente hice mi trabajo", declaró con tranquilidad Pacquiao después de que el árbitro de la pelea, Kenny Bayless, la detuviese transcurridos 2:59 minutos del segundo asalto, sin hacer siquiera la cuenta al púgil inglés, que estaba completamente tocado. En una de sus demostraciones de mayor dominio en su carrera pugilística, Pacquiao derribó a Hatton en dos ocasiones en el primer episodio, antes de ponerlo fuera de combate con una brutal izquierda, cuando restaban sólo segundos para concluir el segundo asalto.

Pacquiao mostró por qué es considerado el mejor peleador libra por libra del mundo al derribar a Hatton y dejarlo sin movimiento sobre su espalda, en medio del cuadrilátero, ante el asombro de los 16.262 espectadores que llegaron al MGM Grand Arena, de Las Vegas, en su mayoría inglés, para ver la pelea. Hatton, que se presentaba como un rival a la altura de Pacquiao por haber perdido sólo en una ocasión en su carrera, tuvo que sucumbir finalmente ante el poderoso castigo del filipino. El filipino lo dominó en el primer asalto tumbándolo en dos ocasiones y concluyó su trabajo poco antes de llegar al final del segundo, castigándolo de una manera tan contundente que el inglés se levantó de la lona minutos después de haber sido derribado.

Pacquiao (49-3-2, 37 K.O.) logró propinar a Hatton (45-2, 32 victorias antes del límite) su segunda derrota en sólo dos de los 12 episodios a que estaba pactada la pelea en la división de los superligeros. El filipino se embolsó 12 millones de dólares por la pelea, mientras Hatton se acercó a los ocho millones de dólares, pero ambos recibieron una suma mayor debido a las ganancias por derechos de transmisión, que se calculan en unos 40 millones de dólares, de los cuales Pacquiao recibirá el 52 por ciento por 48 para Hatton. Además de la bolsa económica, el combate deja a Pacquiao en la puerta de un posible combate contra el invicto, el estadounidense Floyd Mayweather (39-0, 25 nocáuts), quien anunció hoy, sábado, su vuelta a los cuadriláteros para enfrentarse el próximo 18 de julio al campeón del mundo, el mexicano Juan Manuel Márquez.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información