Ciencia


¿Puede un robot convertirse en un vigilante de seguridad?

Poco a poco la robótica sigue progresando a pasos agigantados, por lo que en el futuro algunos de estos ingenios pueden verse incluso en condiciones de competir con los seres humanos para ocupar determinados puestos de trabajo. Por lo pronto, un grupo de estudiantes de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) han construido un robot completamente autónomo con la capacidad de ejercer labores de vigilancia de seguridad. De hecho Bob (como se llama el ingenio) ya ha sido contratado para trabajar con el mayor proveedor del mundo de agentes de seguridad, 'G4S'.

El aparato mide poco más de un metro y medio de alto y ha sido financiado gracias a los 12,3 millones de euros aportados para el proyecto 'STRANDS', el cual surgió con el objetivo de diseñar robots que tuviesen la capacidad de realizar tareas autónomas en contextos y situaciones reales. En este caso Bob es capaz conducir y seguir objetos, además de vigilar su entorno, de forma que comprueba que las puertas estén completamente cerradas y escanea la zona gracias a avanzados sensores en 3D. Sin embargo, las limitaciones tecnológicas impiden que sea capaz de solucionar por sí solo algunos problemas complejos, pues en caso de comprobar algún error o anomalía se limita a avisar a los humanos para que lo solventen rápidamente.