Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El equipo necesita una afición entregada

  • Se espera un gran ambiente en las gradas del coso de Carabanchel
David Jorquera David Jorquera
El partido entre el Real Madrid y el Barcelona del próximo sábado a las 20:00 se presenta apasionante, con los blancos jugándose la posibilidad de acabar en el primer puesto de la clasificación, lo que garantizaría su pase de forma directa a la próxima edición de la Euroliga. Los azulgrana, por su parte, siempre titubeantes cuando juegan fuera de casa, querrán consolidarse en los puestos altos.

Un gran partido necesita de un gran ambiente. A buen seguro el próximo sábado la afición no abandonará a su equipo, y creará el ambiente de las grandes ocasiones. Las entradas se venden a buen ritmo pero aún queda papel para completar el aforo del Palacio de Vistalegre.

Los precios de las entradas, para el público en general, oscilan entre los 35-45 euros que cuesta una butaca en el lateral del palacio, dependiendo de la fila, y los 20 euros del fondo sin numerar. Para los titulares del carnet madridista la entrada más cara cuesta 35 euros (lateral), y la más barata 17 (fondo sin numerar). Los socios madridistas que deseen acudir al choque deberán abonar 30 euros por la localidad más cara y 15 por la más barata.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información