Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El campeón se cita con el Fenerbahçe

  • Gran partido de los blancos ante el Khimki en el Palacio (83-70).
Llull ante el Khimki Llull ante el Khimki
El Real Madrid ganó al Khimki
Carlos Muñoz Carlos Muñoz

El Real Madrid estará en la siguiente ronda de la Euroliga tras imponerse al Khimki en un partido donde el acierto exterior del primer cuarto y la buena defensa del tercero, hacen seguir vivo al campeón de Europa que ahora tendrá que verse las caras con el Fenerbahçe.

 Un primer cuarto frenético (33-28)

El arranque fue fulgurante, un Real Madrid muy intenso en defensa, concentrado y forzando errores de los rusos, con un Sergio Lllull motivado y con gran acierto desde el tiro exterior. El Khimki, castigaba sobre todo por dentro de la zona de los de Laso. A la fiesta se sumaron Felipe Reyes (11p), Rudy Fernández (8p). Los de Ivanovic no se despegaban gracias sobre todo al buen hacer de su mejor hombre, Rice (11p). El cuarto se cerraba con un triple sobre la bocina del Chacho que hacía creer al Palacio, 8 de 10 en triples

Y Carroll sacó su fusil (54-49)

El segundo cuarto arrancaba con ambos equipos sin conceder rebotes en su zona. A menos de 8 minutos, el Madrid conseguía superar los 10 de diferencia (39-28). El equipo ruso sólo encontraba consuelo en la muñeca de Tyrese Rice (22p), que llegaba a poner a su equipo a 2 puntos. Los de Laso flojeaban en defensa, pero dos triples seguidos de Carroll de nuevo volvían a poner una amplia diferencia. A falta de menos de 1 minuto para el descanso, el Khimki se ponía a 3 puntos. Dos tiros libres del Chacho ponían el 54-49 para el Real Madrid al descanso.

El Madrid sólo concedió 9 puntos (66-58)

Tras la reanudación, se vió a un Real Madrid serio en defensa, con Felipe y Ayón intimidando a Augustine y proporcionando contragolpes, en uno de ellos, Maciulis ponía de nuevo el +10, (59-49). El Khimki tardó casi 5 minutos en anotar su primera canasta en el cuarto, gracias a una gran defensa del conjunto blanco, mientras en ataque un triple de Llull desde la esquina daba la máxima diferencia (66-52). Dos buenos ataques del Khimki hacían bajar la diferencia a 8, con todo abierto para los últimos 10 minutos.

El tiempo y el marcador, los mejores aliados (83-70)

Se notaba que era el último cuarto, el Madrid comenzó impreciso en ataque, 3 lanzamientos consecutivos fallados, el pabellón se echaba encima de los suyos, en defensa, seguían infranqueables, y ese aliento de la grada se hizo notar con el triple de Carroll que ponía el 71-58. El Chapu arengaba a un pabellón entregado a los suyos y entre Carroll y el Sergio Rodríguez, con sendos triples, ponían la clasificación un poco más cerca. Los fallos en ataque del Khimki, el marcador y el tiempo corriendo a favor de los blancos, hicieron de los últimos minutos una fiesta en el Barclaycard Center, que seguirá viendo Euroliga en una 'guerra' ante Fenerbahçe.


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información