Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cal, Arena y optimismo

  • El Real Madrid de Plaza no quiere tensiones pese a la derrota en el clásico
El Real Madrid de Plaza no quiere tensiones pese a la derrota en el clásico
I.L I.L

Era la semana más interesante deportivamente para el Real Madrid de baloncesto pues pocas veces uno se puede encontrar a dos equipos del nivel de CSKA de Moscú y Barcelona con un margen mínimo de tres días y, además, en ambas como visitante.

Los de Joan Plaza cumplieron ‘a medias’ pero las sensaciones no fueron del todo negativas sino que se reafirmó la idea de poder crecer en base al trabajo colectivo que se reflejó en la capital moscovita.

El cuadro de Joan Plaza sorprendió al gigante ruso, un CSKA considerado como uno de los grandes favoritos para llevarse la Euroliga. Lo hizo desde la tranquilidad, el trabajo como materia prima y el acierto de sus hombres clave. Así, se derrocó la fatídica pista ‘roja’ y se logró relanzar la moral con una victoria de las que da crédito en Europa.

Días más tarde, con mucha moral, la presa vestía de azulgrana pero las impresiones fueron bastante más negativas. El equipo culé superó con buen juego a los de Plaza, que salieron debilitados y con una derrota inesperada pero, pese a ello, con grandes ideas de futuro. El grupo considera que toca agruparse, trabajar con las propuestas ensayadas en Moscú y mantener el tipo en los partidos en Vistalegre.

Con solvencia como local y un buen trabajo ya con más efectivos (añadiendo a Tomas van den Spiegel), el futuro se muestra alentador y nadie se inquieta pensando en la Copa del Rey y en su clasificación. Ahora toca mirar adelante y pensar que la Liga Regular sigue siendo un ensayo para los exámenes finales en forma de play-off.
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información