Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Barça y las televisiones, en contra del Real Madrid

  • El cambio de fecha del Madrid-Barça obedece a interesés del club catalán y de las televisiones
El cambio de fecha del Real Madrid-Barcelona obedece a sus interesés
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid se ha visto perjudicado por una decisión que se han guisado, primero, y comido, después, entre el Barcelona y las televisiones de nuestro país. En un principio, el Real Madrid-Barcelona correspondiente a la primera jornada del Top-16 de la Euroliga se iba a jugar el jueves 29, sin embargo, fue cambiado a última hora al miércoles 28. Los interesados en el cambio, el FC Barcelona y algunas de las televisiones de nuestro país, aunaron fuerzas para mover los hilos a su antojo y cambiar la fecha de la disputa del choque entre blancos y azulgranas.

Todo viene motivado por el deseo de que no coincidieran en fecha y hora el partido de baloncesto entre madrileños y catalanes con el choque de fútbol entre el Barça y el Espanyol, correspondiente a la Copa del Rey. De esta forma, en primer lugar, entre las televisiones no se tendrían que ‘repartir’ la audiencia de ambos eventos y, en segundo término, la afición catalana disfrutaría el miércoles del partido de baloncesto y el jueves del choque de fútbol.

La noticia no iría a mayores de no ser porque este cambio sienta un precedente muy peligroso en nuestro deporte. No es novedad que el Real Madrid se ha visto perjudicado en varias ocasiones en los últimos tiempos en los que el aficionado merengue se ha visto obligado a decidir entre el equipo de fútbol y el de baloncesto, porque ambas secciones jugaban el mismo día y a la misma hora. La ‘excusa’ que desde ciertos sectores se pretendía vender a la afición blanca es que si uno de los equipos jugaba fuera de casa y el otro como local, no había coincidencia de hora y lugar para la celebración de los partidos, por lo que no había ninguna confrontación de intereses. Exactamente el mismo caso que se produce esta semana. El Barcelona de fútbol juega en casa, pero el de baloncesto lo hace fuera y, aún así, se han cambiado las fechas. Un precedente de claro color blaugrana que, una vez más, deja bien a las claras su favoritismo en muchos de los sectores de nuestra sociedad.

La afición madridista, por su parte, se ha visto claramente perjudicada. No son pocos los correos electrónicos que llegaron a DC mostrando su queja por el cambio en la fecha del partido entre Real Madrid y Barcelona. Alguno, incluso, advirtió que ya había comprado las entradas para el jueves día 29. Por si esto fuera poco, al equipo blanco, en lo puramente deportivo, también le hubiera venido mejor jugar lo más tarde posible. Y es que Raúl López, Pepe Sánchez y Hamilton se encuentran entre algodones, mientras que Hervelle, Bullock o Tomas arrastran pequeñas molestias, por lo que todo lo que fuera descansar 24 horas más les hubiera venido a las mil maravillas.
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información