Ir a versión clásica Ir a versión móvil

James también emuló a Jordan e hizo historia en el Madison Square Garden

  • BALONCESTO-NBA
BALONCESTO-NBA
EFE EFE

La llegada del alero LeBron James al Madison Square Garden, veinticuatro horas después que el escolta Kobe Bryant con 61 puntos superó la marca del legendario Michael Jordan, de 55, generó una gran expectación y un lleno completo en el histórico recinto deportivo. Los Cavaliers de Cleveland con James de líder indiscutible no son el "Showtime" de Los Ángeles Lakers, pero sí lo suficientemente buenos esta temporada con James para ganar por 102-107 a los Knicks de Nueva York.
 

James, que la noche anterior se había convertido en el jugador más joven en conseguir llegar a los 12.000 puntos con 24 años y 35 días para superar, precisamente, a Bryant, ya había advertido que no era un videojuego que pudiese anotar 60 o 70 tantos, pero que iba a hacer el máximo de esfuerzo.

"No soy ese tipo de jugador, mi filosofía es la de salir al campo y hacer lo mejor para que el equipo consiga la victoria", comentó James antes que diese comienzo el partido. "Creo que tanto Kobe como yo mismo tenemos ese pensamiento, para luego si se da la situación aprovechar el máximo de anotaciones".

El resultado individual fue que no pudo llegar a los 61 puntos de Bryant, pero sí alcanzó los 52 puntos para ser el único junto con Jordan que ha logrado dos veces 50 puntos o más en el Madison Square Garden.

James logró su primer partido en el Madison Square Garden con 50 puntos, 10 asistencias y ocho rebotes el pasado mes de marzo, mientras que ahora se superó en dos tantos más y consiguió además 11 capturas de balón bajo los aros y repartió de 10 pases de anotación para lograr un histórico triple doble.

El primer triple doble que se da en la NBA con una anotación de 50 o más puntos desde 1976 cuando se fusionó la liga con la Asociación Americana de Baloncesto (ABA).

Antes lo hizo el legendario ex pívot Kareem Abdul-Jabbar, en 1975, pero los 52 puntos fueron la segunda máxima anotación para un triple doble en la historia del baloncesto profesional sólo superado por otro mítico, como el desaparecido Wilt Chamberlain cuando jugaba con Filadelfia, que logró 53 tantos puntos, el 18 de abril de 1968.

"No salgo a hacer números, sino a jugar el mejor baloncesto que puedo", declaró James al concluir el partido. "Ustedes han podido ver esta noche cada fase de mi juego, en anotación, rebotes y asistencias".

James dijo que su única filosofía es la de tratar de atacar todo el tiempo el equipo rival y ese fue el resultado final del partido. "No creo que sea lo normal mirar al tablero de anotaciones y ver que hay alguien que tiene 50 puntos con un triple doble, pero puede suceder", agregó James.

La gran frustración para James fue el ver como los aficionados neoyorquinos, a diferencia de lo que habían hecho la noche anterior de corear el nombre de Bryant y el grito de "MVP, MVP...", esta vez estuvieron apoyando su equipo de los Knikcs. El mismo que está haciendo todo lo posible por tener espacio salarial suficiente para cuando a partir del 2010 James se convierta en agente libre y lo intente fichar para que llegue como la gran figura a Nueva York.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información