Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El TAU volvió a silenciar el Palacio Blaugrana

REGAL BARCELONA 75-84 TAU CERAMICA
EFE - Barcelona EFE - Barcelona

Fiel a su historia reciente, el Tau doblegó en el Palau Blaugrana a su enemigo favorito, el Regal Barcelona, en el primer partido de cuartos de final de la Euroliga, que supuso la séptima victoria consecutiva del conjunto vasco ante los de Xavi Pascual, obligados ahora a ganar al menos un partido en Vitoria para mantener sus opciones de jugar la final a cuatro de Berlín.

El embrujo del Tau ante el Barcelona pudo más que la estadística del equipo azulgrana, que no perdía un partido de Euroliga en casa desde enero de 2008. Doce victorias después, cayó ante un Tau inmune al ambiente del Palau y capaz de gobernar el marcador durante los 40 minutos de juego sin despeinarse.

No encuentra el Barcelona la manera de frenar al equipo de Vitoria. Si además presenta un balance de cuatro triples en 22 intentos (18 por ciento), las cosas se le complican especialmente. El Tau apenas le concedió opciones. Le ventaja del factor pista quedó anulada a las primeras de cambio gracias a su gran actuación en el arranque de la serie.

DESDE EL INICIO, MEJOR EL TAU

Con una impecable puesta en escena, el Tau desbordó al Barcelona desde los primeros minutos de partido. Prigioni, autor de tres triples en el primer cuarto, marcó las primeras distancias (6-11, m. 4) frente a una defensa azulgrana desubicada. Aunque Splitter se cargó muy pronto de faltas, el Tau, un amplio catálogo de recursos, encontró otros argumentos, especialmente desde el perímetro, Prigioni y Rakocevic, máximos anotadores del Tau.

Ficha técnica:

75 - Regal Barcelona (18 16 24 17): Sada (2), Navarro (17), Barton (-), Andersen (2), Santiago (4) -cinco inicial-, Vázquez (12), Lakovic (6), Basile (6), Ilyasova (14) y Grimau (12).

84 - Tau Cerámica (24 21 22 17): Prigioni (17), Rakocevic (15), McDonald (12), Mickeal (7), Splitter (8) -cinco inicial-, Vidal (9), Teletovic (7), Ilievski (6) y San Emeterio (3).

Arbitros: Pitsilkas (GRE), Christodoulou (GRE) y Latisevs (LET). Eliminaron por cinco faltas a Grimau (m. 38).

Incidencias: primer partido de la serie de cuartos de final de la Euroliga, disputado en el Palau Blaugrana de Barcelona ante 7.134 espectadores.

Cuando el Tau parecía escaparse (11-21, m. 7), dos triples de Basile mantuvieron las constantes vitales del Barcelona, que cerró el primer cuarto seis puntos por debajo del Tau (18-24) y obligado a replantearse de arriba a abajo su planteamiento de partido para mantenerse con opciones ante tan temible rival. Fue una constante: el Barcelona hizo la goma, pero nunca puso en peligro la victoria del Tau.

Juan Carlos Navarro apareció en el segundo periodo. Firmó ocho puntos consecutivos que ayudaron a su equipo a acercarse a siete puntos (34-41, m. 18). Pero el Tau, nervios de acero, no permitió al equipo local rozar siquiera el empate. Se fue al descanso con once puntos de ventaja (34-45).

Más atento al rebote en ataque en la reanudación, el Tau aumentó su renta (36-51, m. 22) y volvió a transmitir una sensación de equipo ingobernable, pletórico y lleno de recursos. Al Barcelona no le quedó otra opción que la épica. Nadie mejor que Roger Grimau para multiplicar las revoluciones: asumió el mando de su equipo, recibió cinco faltas en todo el tercer periodo y encendió al Palau, que asistió con júbilo al recorte en el marcador gracias a la diferencia de faltas entre ambos equipos (53-59, m. 28).

RESPIRO

Ivanovic recurrió a dos jugadores de su clase media, Ilievski y San Emeterio, autores de dos triples consecutivos que permitieron respirar al Tau (55-67, m. 29). Al Barcelona le faltó frialdad para aprovechar su oportunidad cuando se acercó a sólo seis puntos.

Con 58-67 en el arranque del último cuarto, el Barcelona combinó la defensa en zona con la individual. Intentó el remonte a partir de la retaguardia, anular al Tau para apurar sus opciones, entregado a la inspiración de su máximo anotador, nuevamente Navarro.

Apenas se inmutó el equipo vasco, por más que el Barcelona llegase a aproximarse a cinco puntos (72-77, m. 38). En el momento decisivo, la balanza la inclinó definitivamente Prigioni. El argentino firmó un triple extraordinario, desde más de siete metros, (72-80) que a la postre acabaría sentenciando el partido.

Navarro erró un triple a falta de un minuto (74-82). La jugada cerró definitivamente el encuentro y premió el esfuerzo y el talento del Tau, que cobra ventaja en el camino hacia Berlín frente a su rival predilecto, al que habrá de enfrentarse otra vez el próximo jueves, nuevamente en el Palau Blaugrana.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información