Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid redondea la fase regular con una victoria ante Cajasol

  • Gran partido de Hervelle
EFE - Vistalegre EFE - Vistalegre
El Palacio Vistalegre esperaba despedir la primera fase liguera en medio de un ambiente de tranquilidad, pero la tremenda angustia de una jornada decisiva, con la tensión por las nubes en prácticamente todas las canchas y con muchos equipos jugando sobre el filo de la navaja, tuvo continuidad en una contienda llamada en principio a una apacible sesión vespertina de carrusel radiofónico.

Una falta antideportiva señalada al griego Mikhalis Kakiuzis hizo explotar a Manel Comas, que salió al centro de la pista a protestar y recibió dos técnicas. A última hora, Vistalegre se puso incandescente. Los tiros libres permitieron que Raúl López cerrará el choque con triunfo para el bloque madridista tras un envite que los andaluces trataron de apuntarse hasta ese intrincado desenlace.



El Real Madrid lo tenía todo hecho desde hace días. Inalcanzable en la vanguardia de la tabla el objetivo blanco apunta hacia la eliminatoria de cuartos de final contra el Unicaja, que arranca la próxima semana. El último compromiso de esta ronda le valía para preparar el último repecho del curso, la defensa del título.

El Cajasol, en una temporada difícil, tampoco arriesgaba. Los tiempos duros quedaron atrás poco a poco desde que Manel Comas tomó las riendas del banquillo y el estadounidense Elmer Bennett la manija sobre el parqué.

El descenso dejó de rondar a los sevillanos en una remontada que les ha conducido hasta la permanencia y la visita a la pista de Carabanchel sólo escondía el peligro de perder frente al equipo que ha marcado la senda. También el premio de darse un lujo y echar el cierre con una victoria sonada para compensar tantos sufrimientos.

Sin Felipe

El Cajasol la buscó con ahínco. La ausencia de Felipe Reyes, pívot del mejor quinteto de la Liga junto con el jugador del Akasvayu Girona Marc Gasol, le facilitaba las cosas. No lo dudó y puso a un Madrid extraño, sin el ritmo habitual, en evidencia. Las eliminatorias le van a exigir algo más que en este cierre de ronda.

El belga Axel Hervelle salió disparado y cuajó una magnífica actuación. Es ala-pívot no será motivo de preocupación para Joan Plaza. Dejó claro que está sobradamente preparado para abordar los "play-offs". El Cajasol mantuvo la cabeza fría. Sentía que iba a coger marcha en breve. El griego Mikhalis Kakiuzis, Bennett y el estadounidense Tyrone Ellis asumieron el liderazgo y entonces arrancó el completo trabajo de los andaluces. El Cajasol daba forma a una sensacional labor.

El intermedio interrumpió el pulso con 37-42. El tercer cuarto, con 62-68. El Madrid no podía con el equipo de Manel Comas ante la mirada de cinco mil espectadores ajenos conectados a los transistores en la fecha más convulsa y animada que el baloncesto ACB ha vivido en muchas ediciones, dramática por doquier y cambiante hasta el ataque de nervios.

El Madrid recurrió entonces al antídoto más fiable: Raúl López y el despertar del estadounidense Louis Bullock. El base, en una línea de buen baloncesto que le pone en la quiniela para los Juegos de Pekín, anotó dos tiros libres que colocaron al defensor del título dos puntos por delante en el minuto 39 (79-77).

Bullock le relevó para anotar un doble y transformar un par de tiros libres (83-79). Luego llegó la chispa de la antideportiva que indignó a Comas. Los tiros libres de Raúl y la constatación de que el Madrid mantiene una capacidad de sufrimiento y de resolución que le avalan pese a no haber desplegado lo mejor de sí mismo.



Ficha técnica:

89 - Real Madrid (27 10 25 27): López (18), Bullock (12), Pelekanos (5), Hervelle (24), Sekulic (5) -cinco inicial-, Smith (7), Mumbrú (4), Iturbe (5), Tunceri (7), Papadopulos (2) y Llull (-).

81 - Cajasol (21 19 26 13): Bennett (13), Ellis (12), Kakiuzis (22), Ignerski (7), De Miguel (6) -cinco inicial-, Bueno (2), Miles (4), Miso (5) y Betts (10).

Árbitros: Pérez Pérez, Murgui y Muñoz. Sin eliminados.

Incidencias: encuentro correspondiente a la trigésimo cuarta y última jornada de la primera fase de la Liga ACB disputado en el Palacio Vistaelgre ante unos 5.000 espectadores.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información