Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Unicaja certificó la tercera plaza en Granada

GRANADA 51-93UNICAJA
EFE EFE

El Unicaja se aseguró la tercera posición en la Liga ACB al final de la fase regular al ganar con excesiva comodidad, por 51-93, a un relajado CB Granada que hoy cerró la temporada, puesto que descansará en la última jornada, con un decepcionante encuentro en el que no dio la talla.

El choque tuvo emoción hasta que los malagueños decidieron despegarse en el marcador aprovechándose de unos vecinos granadinos inexistentes en defensa y nulos en ataque.

Ficha técnica:

51 - CB Granada (11 11 20 9): Gianella (9), Hunter (13), Scepanovic (10), Gutiérrez (2), Maric (4) -cinco inicial- De Assis (-), Borchardt (5), Videnov (-), Aguilar (5), Martín (-), Cherry (2) y Castillo (1).

93 - Unicaja (29 26 16 22): Cook (-), Gomis (9), Jiménez (2), Haislip (21), Ndong (11) -cinco inicial- Rodríguez (15), Cortaberría (-), Welsch (10), Cabezas (7), Archibald (9), Gabriel (9).

Árbitros: Perea, Guirao y Muñoz. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima tercera jornada de la ACB disputado en el Palacio de los Deportes de Granada ante casi 7.000 espectadores.

Los 11 puntos de Marcos Haislip en cuatro minutos (9-13) lideraron al inicio al Unicaja, que se disparó en el marcador con un incontestable parcial de 0-16 (9-26, m.9).

El festival malagueño continuó en el segundo cuarto hasta colocarse con 35 puntos arriba en un abrir y cerrar de ojos (increíble 15-50 a falta de tres minutos para) el descanso.

Al CB Granada no le salía nada, y su defensa empeoró aún más al situarse en zona, ante un Unicaja extremadamente inspirado, pese a la baja de Kelati y al reparto de minutos de García Reneses. 7-77, valoración de uno y otro conjunto al descanso.

Los de Poch mejoraron -hacerlo peor era imposible- en la reanudación, con un 8-0 aprovechando el ligero respiro que se tomó Unicaja, que encontró en Germán Gabriel a su nuevo referente ofensivo. No obstante, la diferencia visitante siempre fue superior a los 20 puntos (38-60, m.25).

El último parcial, otra vez un correcalles por parte local, sirvió para que el Unicaja volviera a dispararse en el marcador hasta cerrar el choque con una ventaja máxima de 42 puntos.

La fiesta estuvo en la grada con un espectacular hermanamiento de ambas aficiones y los granadinos festejando que seguirán una campaña más en ACB y despidiendo tanto a Scepanovic como a Borchardt, cuya continuidad en un equipo que tendrá un presupuesto a la baja parece muy complicada.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información