Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Los Magic recordaron quienes son los campeones

NBA/FASE FINAL: CELTICS - MAGIC (1-1) 112-94.
EFE EFE

Se acabaron las concesiones por parte de los Celtics de Boston y los campeones de liga dieron toda una exhibición de juego individual y de conjunto ante los Magic de Orlando en el segundo partido de las semifinales de la Conferencia Este, que ganaron por 112-94 para empatar a 1-1 la serie.

No pudo salirle mejor el partido a los Celtics después de haber perdido el primero (90-95) de la serie al mejor de siete, y no sólo consiguieron la victoria, sino que además lograron todos los objetivos que había propuesto el entrenador Doc Rivers. entre otros no tener ningún tipo de tensión mental con un marcador ajustado, ganar fácil y además darle descanso a los titulares de cara a los dos próximos partidos que se van a disputar en Orlando a partir del viernes, que se jugará el tercero.

El gran protagonista del partido volvió a ser sin discusión el base reservas, Eddie House, que fue el líder indiscutible del ataque de los Celtics al conseguir nada menos que 31 puntos, su mejor marca como profesional, en sólo 28 minutos que estuvo en el campo. House, que puede ser decisivo en la suerte de los Celtics no sólo de cara a esta eliminatoria sino a la siguiente si superan las semifinales, anotó 11 de 14 tiros de campo, incluidos 4 de 4 triples, y 5-6 desde la línea de personal.

Marcador roto

El base de los Celtics rompió por completó el marcador en el tercer periodo al anotar 13 puntos y permitir el alero titular del equipo Paul Pierce jugase sólo 16 minutos para recuperarse de las molestias que sufre en la pierna derecha. House se convirtió en el primer reserva de los Celtics que superó la barrera de los 30 puntos desde que lo hiciese Kevin McHale, en la temporada de 1993, cuando se retiró.

Junto a House, el escolta Ray Allen también fue otro jugador muy diferente al del primer partido al conseguir 22 puntos, mientras que el pívot Kendrick Perkins logró 16 tantos con nueve rebotes y dos tapones. Pero también iba a tener una actuación individual histórica el base Rajon Rondo, que logró su tercer triple doble en lo que va de la fase final, algo que sólo había conseguido el legendario Larry Bird.

Rondo consiguió la marca con un mate espectacular antes de que concluyese el tercer periodo para al final del partido y lograr 15 puntos, 18 asistencias y 11 rebotes. "La energía de Rajon ha sido decisiva para que el equipo recuperase la confianza en su juego", declaró Rivers. "Creo que ha recuperado su mejor forma y eso es la mejor noticia para todos nosotros".

La combinación encestadora de Allen con Rondo y la gran defensa que jugaron los Celtics fueron las claves de un triunfo que permitió a los campeones de liga dejar en 11-3 su marca en el segundo partido de las eliminatorias de la fase final que la comenzaron con la derrota en el primero. Mientras que los reservas con 43 puntos también fueron importantes en el triunfo de los Celtics, que como equipo tuvieron un 51,3 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 45 (9-20) de triples, comparados al 44,3 y 42,1 (8-19), respectivamente, de los Magic.

Para los Celtics fue su primer triunfo en Boston contra los Magic en la fase final después que perdieron el único que disputaron en la serie al mejor de cinco en 1995. La victoria de los Celtics fue vista por los legendarios Bill Russell, Tommy Heinsohn, JoJo White y John Havlicek, que estuvieron presentes en las gradas del Northbank Garden, mientras que el alero estrella actual, Kevin Garnett, tuvo que seguir de nuevo el partido sentado en el banquillo de los reservas con el traje de calle.

El pívot Dwight Howard con un doble-doble de 12 puntos, 12 rebotes y una asistencia esta vez no pudo ser el líder ganador para los Magic que también tuvieron la aportación del alero Rashard Lewis y del reserva francés Mickael Pietrus al anotar 17 tantos cada uno. Los Magic lograron su gran objetivo de conseguir cuando menos un triunfo y quedarse con la ventaja de campo, que ahora trataron de mantener cuando disputen los dos próximos partidos en Orlando, aunque la vuelta a Boston ya está garantizada, que eso tampoco está mal para los Celtics.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información