Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Este Real Madrid mira muy alto

  • Real Madrid 78-68 Meridiano Alicante
Real Madrid 78-68 Meridiano Alicante
EFE EFE

El Real Madrid, líder y único invicto de la ACB, tuvo que sufrir más de lo esperado para conservar ese estatus por la apatía con la que comenzó el partido y que a punto estuvo de costarle demasiado caro.

Apático, dormido y sin ganas. Así salió el Real Madrid a jugar contra el Meridiano Alicante. Tras medirse contra el Panathinaikos en Liga Europea, volver a la rutina diaria y a la competición doméstica le sentó fatal al equipo de Ettore Messina. El Real Madrid ya ha evidenciado que prefiere jugar contra equipos grandes y que contra los modestos sufre, por falta de interés, por creerse superior o por cualquier otra circunstancia. El Lagun Aro y el Murcia, pueden corroborarlo.

Contra el Meridiano Alicante, el Madrid apenas hizo nada en los dos primeros cuartos. Por no hacer, casi ni tiró a canasta en los primeros diez minutos: 2 de 7 en tiros de dos y 1 de 3 en triples. Los alicantinos tardaron algunos minutos en darse cuenta de la galbana de los madridistas y cuando lo constataron, se dedicaron a hacer lo que saben. El resultado fue que dominaron el marcador durante casi todo el tiempo hasta que se fueron a vestuarios con nueve puntos de ventaja, 28-37.

FICHA TÉCNICA

78 - Real Madrid (15 13 26 24): Prigioni (6), Hansen (8), Garbajosa (13), Lavrinovic (7) y Bullock (10) -equipo inicial-, Velickovic (15), Vidal (2), Kaukenas (8), Llull (7) y Hervelle (2).

68 - Meridiano Alicante (16 21 14 17): Cazorla (2), Urtasun (7), Andriuskevicius (14), Avdalovic (8) y Katelynas (21) -equipo inicial-, Rejón, Llompart (4), García, Hill (9) y Stojic (3).

Árbitros: Juan Carlos Mitjana, Sánchez Monserrat y Sánchez M. Stojic (m.37) y Andriuskevicius (m.38) fueron eliminados por cinco personales.

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de la Liga ACB disputado en el Palacio Vistalegre ante 7.300 espectadores.



El Real Madrid no reaccionó ante el creciente enfado de Messina, que no daba crédito a lo que estaba sucediendo. Hasta Bullock fue capaz de fallar tres tiros libres consecutivos. Un triple de Velickovic, en los primeros segundos del tercer cuarto, fue el primer indicio de que el Real Madrid había tratado de cambiar el 'chip' en el descanso y el parcial de 7-0, con los siete puntos del internacional serbio, la primera constatación. En menos de tres minutos, el Real Madrid consiguió un parcial de 12-0 y puso el marcador en 40-37, demostrando que para jugar al baloncesto además de aptitud hay que tener actitud. Al final del periodo, 54-51 y la sensación de que todo podía ocurrir, porque los locales desaprovecharon su primera opción de cerrar el partido cuando en el minutos 28 tuvieron diez puntos de ventaja, 54-44.

Además, el Meridiano cerró un parcial de 0-12 en poco más de dos minutos que le devolvió a la pugna por la victoria, 54-56. Con los últimos minutos, el partido se volvió más feo y trabado, si ello fue posible. Demasiados tiros libres que impidieron un ritmo de partido óptimo. El Madrid volvió a ganar y sigue siendo el líder y el único invicto, pero su apatía a punto estuvo de costarle muy caro.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información