Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El titulo esta más cerca

  • El ex estudiantil fue el corazón del conjunto blanco,
El ex estudiantil fue el corazón del conjunto blanco,

El Real Madrid ya tiene su final, la jugará después de haberse deshecho de un gran Power Electronics (69-59),

 

El Real Madrid ya tiene su final, la jugará después de haberse deshecho de un gran Power Electronics (69-59), que vio como su sueño se esfumaba en el último cuarto de un partido que dominó desde el principio. Sin embargo, los de Pesic no supieron dar la estocada a un Real Madrid que resurgió de sus cenizas de la mano de Mirotic y Suárez.

El ex estudiantil fue el corazón del conjunto blanco, el hombre que tiró del carro cuando su equipo más lo necesitaba. El que levantó a un público frío, recuperando el tan discutido factor cancha madridista en la Copa e ilusionando a un público con ganas de Copa. Los de Messina, por tanto, llegarán a la final con el plus de haber levantado un difícilisimo partido frente al Power Electronics.

Dicen que la Copa es de sensaciones y el equipo que mejor se había encontrado hasta el momento era el Power Electronics, que tras desbancar a la revelación de la Liga, ha tenido en sus manos derrotar al anfitrión. El conjunto 'taronja' llevó la iniciativa en todo momento, con una defensa muy seria y un ataque demoledor liderado por Rafa Martínez.

Sin embargo, el buen hacer de los valencianos no pudo distanciar en ningún momento al Real Madrid, que se mantuvo en el partido 'haciendo la goma' y sólo cediendo como máximo trece puntos de diferencia en el marcador. Los de Messina iban y venían, entrelazaban errores infantiles con jugadas magistrales, pero cuando se decidieron a ganar, lo hicieron y derrumbaron las ilusiones del Power.

Concentración y serierdad 'taronja'

El Power Electronics comenzó el partido con las ideas muy claras, dispuesto a meterse en la final y amargar al anfitrión. Rafa Martínez, máximo anotador del partido con 19 puntos, arrancó la aventura valenciana en semifinales, seguido de un triple de Cook que dejó muy claras las intenciones de Pesic.

El Madrid, más tenso que de costumbre, no conseguía hilar más de dos jugadas positivas y no fue hasta la entrada de Sergio Rodríguez cuando empezó a aguantar el tirón de su rival. Un mal comienzo de partido de Mirotic empequeñeció al Madrid, que se mantuvo a duras penas en el partido en la primera mitad.

No obstante, otros tantos errores del Power Electronics mantuvieron la igualdad en el choque, tan sólo rota por el poder anotador de Rafa Martínez y los arreones de Cook, que suplieron el mediocre partido de Víctor Claver. Así, el equipo levantino se marchó a los vestuarios con una ventaja de ocho puntos, gracias a una canasta a aro pasado de Savanovic sobre la bocina.

Un nuevo triple de Cook despegó al Valencia trece puntos arriba al comienzo de la segunda mitad, lo que encendió la alarma definitva en el Madrid, que se agarró a la ultramotivación de Suárez y el resurgir de Mirotic, logrando un parcial de 9-0 que le metió en el partido definitivamente.

 

Aunque el Power Electronics aguantó el aluvión, cuando los blancos se pusieron por encima todo su trabajo se vino abajo y ya no pudieron responder a un crecidísimo Real Madrid. Un triple de Suárez empató el encuentro y otro de Mirotic lo decantó definitivamente del lado local, que acabó el partido gustándose, con un 'alley' de Fischer incluido.

 La ventaja final de diez puntos no refleja la igualdad de un partido tenso, bonito y con un final espectacular en el que el Real Madrid ha conseguido el ansiado pase a la final de Copa.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información