Ir a versión clásica Ir a versión móvil

'Clinic' de Mirotic para luchar por el oro

  • La selección española de basket sub -20 se impuso por 87-60 a Rusia y hoy jugarán la final ante Italia
El ala-pivot blanco anotó 37 puntos
Defensa Central- EFE Defensa Central- EFE

Un impresionante Nicola Mirotic llevó  a España a la lucha por la medalla de oro del Campeonato de Europa Sub'20 de baloncesto con una colosal aportación de 37 puntos y 8 rebotes ante Rusia, en una semifinal que los de Juan Antonio Orenga ganaron  por 87-60.

La de hoy ante Italia (19:10 horas, Bilbao Arena) será la cuarta final de España en la categoría. Las tres anteriores las perdió. Aún así, es el país que más medallas ha sumado, un total de 9 con la que se cuelgue mañana del cuello (hasta ahora 3 platas y 5 bronces).

El choque de la pasada noche estuvo casi siempre dominado por un equipo español, que salió arrollador. No obstante, los de Orenga se vieron igualados por el acierto ruso en los triples al final del segundo cuarto y el principio del tercero.
Pero una vez repuesta del susto y apretando en defensa, España terminó arrollando a su rival e ilusionando a los más de 4.000 espectadores que se han dado cita en Miribilla.

Mirotic volvió  a ser el arma letal de la 'rojita', pero estuvo muy bien acompañado. Entre otros, por Sastre, quien tras un festival anotador en el último cuarto ha acabado con 23 puntos (4/7 en tiros de 3).

Rusia lo intentó poniendo en pista todo lo que posee, que son fundamentalmente jugadores de en torno a dos metros muy versátiles. Pero la falta de altura le ha condenado ante la manifiesta superioridad de Mirotic en la pintura.
Tras un 2-5 inicial con 5 puntos de Antipov, España se disparó rápido y endosó un parcial de 14-0 (15-5), con 7 puntos de Sastre y otros 7 de Mirotic, que hizo hasta fácil el primer cuarto.

Los primeros diez minutos terminaron con un más que abultado 29-17 después de que España hubiese gozado hasta de 14 puntos de ventaja (29-15). Mirotic era imparable para un rival sin pivots puros y cerró con 13 puntos el primer parcial.
Otros 5 puntos rusos en el arranque avisaron que el segundo cuarto no iba a ser igual que el primero. Hasta el punto de que Rusia llegó a empatar, a 37, a tres minutos del descanso.

Los visitantes empezaron a acertar triples en ese juego que les caracteriza con jugadores casi calcados todos entre ellos, ninguno muy alto, pero todos capaces penetrar y con buen tiro de tres.

Ese acierto exterior les permitió, a la vez, encontrar espacios en la zona y poco a poco fueron igualando un choque que había tomado un camino muy complicado para sus intereses.

Pero España se rehizo y logró acabar el segundo cuarto con una ventaja de 5 puntos que le tranquilizaba de cara a la segunda mitad. Mirotic y Sastre seguían siendo las principales fuentes anotadoras españolas. Entre ambos sumaban 30 puntos (19 y 11) al descanso, al que se llegó con un impresionante mate de Franch, hasta entonces un tanto apagado.

Siguió tras la vuelta de vestuarios la misma línea del choque, aunque ya con España mandando siempre en el marcador y ampliando poco a poco unas diferencias que en cuanto alcanzaron 7 puntos (51-44) empezaron a verse irreversibles para Rusia, que fue languideciendo hasta la bocina.

Mirotic (que añadió 2 tapones a su irreprochable estadística; 15/22 en tiros de campo) seguía martilleando el aro rival, España apretaba su defensa poniéndose en zona y las diferencias se fueron ampliando hasta el 62-48 del final del tercer cuarto y el más que contundente 87-60 final tras un auténtico festival español en los últimos minutos.

Esa explosión estuvo liderada por Sastre, que aprovechó tres triples consecutivos para dejar su anotación en 23 puntos, a los que añadió 5 rebotes y 4 asistencias.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información