Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Akasvayu fía sus opciones a Marc Gasol

  • El duelo bajo tableros entre Gasol y Lavrinovic puede decidir el partido
EFE - Italia EFE - Italia
Convertido ya en un campeón de un título europeo, la Copa FIBA del curso pasado, el Akasvayu debuta esta noche (21:00 horas) en la final a ocho de Turín con la intención de graduarse definitivamente en la nobleza del baloncesto europeo, para lo que deberá superar a su primer rival, el imprevisible Unics Kazan ruso, un equipo con más juego que prestigio.

Encabezado por su gran referencia, el MVP de la ACB, Marc Gasol, el Akasvayu de Pedro Martínez viajó a Italia con su plantilla al completo, incluido Fernando San Emeterio, operado el pasado lunes del pómulo derecho. En su segunda final europea consecutiva, el equipo de Girona intentará "convertir la final a ocho en una final a cuatro", según su entrenador, Pedro Martínez.

Después de una primera fase relativamente cómoda y de dos eliminatorias sin demasiados apuros, ante Elan Chalon y Hemofarm Stada, el Akasvayu deberá mejorar sus prestaciones lejos de Fontajau y confiar en sus mejores hombres, además de Gasol. El buen momento de Sada, el acierto de San Emeterio (jugará con una máscara protectora) y la veteranía de Middleton y McDonald jugarán a favor del conjunto español.



El cuadro de competición obliga al Akasvayu a jugar tres días seguidos si alcanza la final ("los que hayan jugado el jueves tendrán cierta ventaja", argumenta Martínez) y coloca al conjunto catalán junto a los rusos. Primero, el Unics Kazan. Y en una hipotética semifinal, muy probablemente el Dynamo de Moscú de Svetislav Pesic.

"Oigo a mucha gente que ya nos coloca en las semifinales contra el Dynamo de Moscú. Y sin embargo, en la liga rusa el Unics Kazan está por delante, lo que debe hacernos pensar que estamos ante un equipo potente y un rival muy a tener en cuenta", avisa Martínez.

Un Kazan muy peligroso

Efectivamente, sólo CSKA y Khimki superan al Unics en la potente Liga rusa. Aunque se trata de un club muy joven, fundado en 1991, el Unics ya ha estrenado su palmarés europeo (Copa FIBA 2004) y aterriza en Turín con poco ruido y más posibilidades de lo que promete su historial.

A las órdenes de su entrenador, el serbio Aco Petrovic, ayudante de Pesic en el oro mundial yugoslavo de 2002, el Unics Kazan es un puzzle de jugadores de seis nacionalidades (Serbia, Francia, Estados Unidos, Rusia, Lituania y Rumanía) liderados por el franco-estadounidense Tariq Kirksay, segundo mejor valorado del torneo y segundo máximo reboteador. Sus cifras medias (14 puntos, 9 rebotes) prometen un apasionante duelo con Marc Gasol bajo los aros, con permiso de otro actor principal, el lituano Darjus Lavrinovic (15 puntos, 8 rebotes).

El Unics, semifinalista el año pasado ante el Real Madrid, también está obligado a superar su irregularidad para aspirar al título en Turín, adonde llega con tantas derrotas (cinco) como victorias en la presente edición de la ULEB.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información