Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Temporada 2012/13, año Mirotic

  • El hispano-montenegrino ha empezado la pretemporada siendo el líder del equipo
El hispano-montenegrino ha empezado la pretemporada siendo el líder del equipo
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Nikola Mirotic es el hombre de moda en estos momentos en el baloncesto español. El ala-pívot merengue está demostrando en los primeros partidos de pretemporada que su progresión está lejos de estancarse, pues ha sido la gran estrella del Madrid en los cuatro duelos que ha disputado hasta el momento. Una mejoría que ha labrado en los meses de vacaciones, en los que ha aprovechado para entrenarse duramente de manera individual.

Hace poco más de diez días lo señalábamos en Defensa Central: Nikola había empezado la pretemporada con dos exhibiciones ante la Cibona de Zagreb (28 puntos y 5 rebotes) y el Unicaja de Málaga (20 puntos y 6 rebotes). Un par de partidazos que fueron claves para que el equipo blanco se hiciera con el II Trofeo Costa del Sol. Sin embargo, el ala-pívot no se ha quedado solo ahí, pues el pasado fin de semana hizo números similares en los triunfos merengues ante el Obradoiro (16 puntos) y Estudiantes (21 puntos); dejando sus estadísticas en una media de anotación de 21,25 puntos por partido.

Parece que el de Podgorica se ha puesto los galones de 'crack' del equipo, aprovechando el vacío en la pintura que han dejado jugadores como Ante Tomic y Novica Velickovic. A sus 21 años se dispone a comenzar su tercera temporada en la primera plantilla, en la cual ha ido creciendo de manera paulatina hasta convertirse en la mayor promesa de la Euroliga. Él sabe que el equipo necesita de su talento, por lo que no deja de trabajar para mejorar cada día, año a año.

Recientemente el diario 'Marca' revelaba que Mirotic había pasado un mes en verano viviendo en una montaña de Serbia en la frontera con Bulgaria. En la misma había estado trabajando junto a su descubridor, Jadran Vujacic; mejorando en aspectos como el tiro y el uno contra uno en dos sesiones diarias de entrenamientos de más de tres horas. Todo para "ganar fortaleza y regularidad, además de mejorar en defensa", según sus palabras. Y es que el hispano-montenegrino no se conforma con lo que tiene y está decidido a convertirse este año en una gran estrella que marque las diferencias en el baloncesto europeo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información