Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cristian le da al Castilla tres puntos más que merecidos

  • El filial blanco fue muy superior durante todo el partido a uno de los cocos de la categoría. Rodrigo y Cristian culminaron en la segunda mitad la remontada blanca
RM.Castilla 3-2 Universidad Las Palmas
Alberto Piñero - Estadio Alfredo Di Stéfano Alberto Piñero - Estadio Alfredo Di Stéfano

Los chicos de Alejandro Menéndez logran la segunda victoria consecutiva dando una gran imagen ante su público. El Universidad se fue al descanso por delante a pesar de la superioridad merengue, pero los jugadores madridistas no perdieron la fe en ningún momento, y Rodrigo y Cristian culminaron la remontada y pusieron la guinda a un magnífico encuentro del filial blanco.

La victoria ante el Lanzarote en la pasada jornada le daba al filial merengue un poco de aire y confianza para medirse a uno de los ‘cocos’ de la categoría este domingo. Y así lo demostraron durante la primera mitad. El Castilla fue claro dominador del balón, fiel a su estilo tocaba y tocaba hasta que se acercaba al área de un conjunto canario que a pesar de la experiencia que mostraban las arrugas en sus caras, se veía incapaz de parar a los chavales de blanco.

Así, Marcos Alonso adelantó al Castilla ya en el minuto 10 con un misil tierra-aire desde el balcón del área. El lateral merengue recogió un rechace de un centro lateral y la pegó con todo el alma para alojar el balón en la escuadra derecha de la portería canaria. El 1-0 hacía justicia a lo visto sobre el verde, sin embargo el Universidad de Las Palmas pronto recortó distancias en el lanzamiento de una falta inexistente al borde del área blanca en el minuto veinte. Sergio la pegó rasa evitando la barrera local y la estirada de Adán fue inútil para evitar el injusto empate.

EL UNIVERSIDAD SE FUE POR DELANTE AL DESCANSO INJUSTAMENTE

El gol sin embargo no achicó a los futbolistas de Alejandro Menéndez, que siguieron mareando al Universidad, encerrándole en su área y probando los nervios de Samuel, que sacó un tiro de Vázquez mediada la primera mitad cuando ya enfilaba la escuadra izquierda. Pero el fútbol fue de nuevo cruel y al filo del descanso premió de nuevo al que menos estaba demostrando sobre el verde. En una jugada aislada de Futre, éste asistió en profundidad a Ariday, que solo ante Adán le batió por debajo de las piernas sin que el meta blanco pudiera hacer mucho más para evitarlo. Demasiado castigo para un filial blanco que siguió sin perderle la cara al partido cuando se reanudó la segunda mitad.

-          La ficha:

3 - RM.Castilla: Adán; Velayos, Gary, Mateos, Marcos Alonso; L.Hernández, Fran Rico, Mosquera, Juan Carlos (Tébar 87’); Samuel (Cristian 70’) y Vázquez (Rodrigo 57’).

2 - U.Las Palmas: Samuel; Soto, Sergio, Juanfra, Deivid; Alberto, Futre, Eloy, Ariday; Gustavo, y Cristo Marrero.

Árbitro: Sebastián Ripoll. Amonestó a Juanfra (minuto 28), Sergio (53), Fran Rico (75’), Luis Hernández (80’), Gary (84’)

Goles: 1-0, Marcos Alonso (10’); 1-1, Sergio (19’); 1-2, Ariday (38’); 2-2, Rodrigo (69’); 3-2, Cristian (84’).

Incidencias: Estadio Alfredo Di Stéfano. El director deportivo y el director general del club, Pardeza y Valdano, estuvieron presenciando el encuentro desde el palco.

Desde la banda izquierda, Marcos Alonso acribilló a centros a la defensa canaria, y fue precisamente desde ahí desde donde llegó el gol del empate en el minuto 58. Fue Rodrigo, que debutó con el segundo equipo merengue la semana pasada y que acababa de salir al campo por Vázquez. De hecho, había dado sólo dos toques antes de que el balón tocara la malla de la portería: el del control y el del tiro, y ambos a una velocidad propia de un cazagoles experimentado como Luis Fabiano más que de un chico de dieciocho años. Recibió de perfil en el lateral del área un pase de Juan Carlos, nuevamente uno de los mejores del partido, y a la media vuelta encontró el hueco por donde debía ir el cuero hasta la portería.

CRISTIAN Y RODRIGO, QUE SALIERON DESDE EL BANQUILLO, CULMINARON LA REMONTADA

Con el empate a dos y con la segunda parte ya avanzada, el cansancio empezó a hacer mella en un Castilla que aunque no cejaba en su empeño por ganar, ya no llegaba con tanta claridad al área contraria. Pachi pudo sentenciar el choque para el Universidad si su remate de cabeza cuando estaba solo en el área de Adán no se hubiera marchado alto, pero en el 82 el fútbol le devolvió al filial blanco lo que le había quitado en la primera mitad. El rechace a un saque de córner infructuoso llegó a la banda derecha, desde donde Mosquera sacó un centro perfecto que Cristian cabeceó a gol inapelablemente. El delantero blanco lo celebró junto a todo el equipo en el banquillo merengue, conscientes todos de la importancia de estos sufridos tres puntos más que merecidos. El fútbol por fin fue justo con el Castilla.

FOTOS: realmadrid.com (Alejandro González)

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información