Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mejor... imposible

  • RM.Castilla 5-2 Racing B
RM.Castilla 5-2 Racing B
Alberto Piñero - Estadio Alfredo Di Stéfano Alberto Piñero - Estadio Alfredo Di Stéfano

El Castilla se llevó merecidamente tres puntos ante un Racing que estaba igualado en la clasificación, pero que no pudo parar en ningún momento al filial blanco, que firmó una goleada desde el esfuerzo y el buen juego que le caracteriza. Dadas las numerosísimas bajas, Alejandro Menéndez apostó hoy por dos de las perlas de las categorías inferiores de La Fábrica y no pudo estar más acertado, porque fueron precisamente Rodrigo y Sarabia los que marcaron los dos primeros goles blancos. Gary, Juanfran y Mosquera, de una preciosa volea, certificaron la justa goleada merengue y uno de los mejores partidos, si no el mejor, de toda la temporada.

El filial blanco recibía al Racing B en el Alfredo Di Stéfano en un partido que se presumía vital para las aspiraciones merengues, pues las dos últimas derrotas ante Alcorcón y Atlético le habían dejado algo descolgado de la zona alta de la tabla y los fantasmas del desánimo empezaban a rondar por el entorno blanco. Quizás por ello, los chicos de Alejandro Menéndez salieron hoy muy muy enchufados y, como si de la película se tratara, salió mejor imposible. Y es que en toda la primera mitad, el Racing apenas llegó en una ocasión al área blanca nada más comenzar el partido, una internada en profundidad que fue desbaratada gracias al buen hacer de Antonio Adán. Y en la segunda parte apenas tuvieron las ocasiones de los dos goles. Y nada más. Mientras que los locales pusieron el fútbol, las ocasiones, la garra... y los goles.

Dos perlas de La Fábrica, Rodrigo y Sarabia, fueron claves con sus goles

El Castilla recuperó a Gary en el centro de la defensa y a Fran Rico después de casi un mes lesionado para el mediocentro, lo que le dio mucha estabilidad al juego del equipo. El esférico fue para el filial blanco casi todo el encuentro y, aunque quizás en algunas fases se fuera algo impreciso en los pases, fue el Castilla el que llevó todo el peligro. Y de ahí que se marchara por delante en el marcador al descanso... y al final del partido. Gracias a la velocidad y habilidad en las bandas de Luis Hernández y Pablo Sarabia –que hoy fue titular por primera vez dada la sanción de Juan Carlos- el equipo merengue llegaba al área cántabra con relativa facilidad durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Mediada la primera parte, Cristian tuvo una clara oportunidad tras un centro de Sarabia que no fue bien cabeceado por Luis Hernández, pero el delantero blanco no acertó a rematar a portería cuando estaba en el área pequeña. Y pocos minutos después, una internada de Rodrigo acabó con la perla hispano-brasileña por los suelos. El hoy ariete titular reclamó penalti, pero el colegiado no concedió la pena máxima. Hubo de esperar hasta el 38 para que llegara el gol blanco. El esférico le llegó a los pies de Sarabia en la banda izquierda en un contaataque a priori mal llevado por Rodrigo, el extremo consiguió centrar y el balón mal despejado de la defensa racinguista cayó en los pies del propio Rodrigo, que enmendó su error inicial con un disparo fuerte a la cepa del palo izquierdo exhibiendo un temple y un olfato propio de un goleador experimentado.

Bien pudo irse el Castilla con otro gol de diferencia al descanso si la vaselina de Sarabia en un mano a mano no es interceptada por Pablo, el meta verdinegro, o si Cristian -que trabajó incansablemente durante todo el partido- hubiera acertado a rematar al saque de un córner. Un tanto que no llegó aunque se olía ya y que le hubiera venido muy bien al filial blanco, pues nada más reiniciarse el partido el Racing consiguió igualar gracias a un fortísimo disparo de Juan desde fuera del área. Su lanzamiento cruzado y raso se antojó imposible de parar. Pero afortunadamente para los intereses blancos, el Castilla no tardó en responder a la bofetada racinguista, y fue Sarabia el que asestó el golpe, la otra perla de La Fábrica junto a Rodrigo en el once inicial. En el minuto 51, tres después del gol visitante, Mosquera asistió en profundidad al joven internacional, que en lo que se pegaba con el defensa racinguista vio muy hábilmente el hueco entre las piernas del portero rival para pasar por ahí el balón directo hacia las mallas. Un 2-1 mucho más justo por lo visto en los primeros cuarenta y cinco minutos y que mantuvo al Racing varios peldaños por debajo del Castilla, donde había estado hasta ese momento. Porque con el marcador a  favor, el filial blanco siguió siendo el claro dominador del juego y las ocasiones. Luis Hernández estuvo a punto de marcar poco después del segundo gol, pero fueron Gary y Mosquera los que sentenciaron definitivamente el encuentro.

-          La Ficha:

5 - RM.Castilla: Adan; Velayos, Gary, Nacho, Marcos Alonso; Luis Hernández, Fran Rico (Cordero 45’), Mosquera, Sarabia (Samu 71’); Rodrigo (Juanfran 76’) y Cristian.

2 - Racing B: Pablo; Gonzalo, Juanlu, Nando, Borja (Álvaro 56’), Espolita, Robert (Luisma 71’), Guiti, Reyes, Eneko (Uri 61’), Juan.

Goles: 1-0, Rodrigo (38’); 1-1, Juan (49’); 2-1, Sarabia (52’); 3-1, Gary (65’); 4-1, Mosquera (73’); 4-2, Uri (79’); 5-2, Juanfran (86’).

Árbitro: Iván González (Com. Balear).

Incidencias: Medio aforo en el Estadio Alfredo Di Stéfano. El partido se disputó bajo una fina pero constante lluvia. Jorge Valdano, Emilio Butragueño, Emiliano Rodríguez (Presidente de Honor de la sección de baloncesto del Real Madrid), Benito, Megía Dávila, Julio Llorente, Alberto Toril presenciaron el encuentro desde el palco.

Los goles de Gary y Mosquera mataron definitivamente el encuentro

El central marcó el tercero con un certero cabezazo al saque de un córner ensayado en el minuto 65, y el capitán y nuevamente una de las piedras angulares del Castilla fue el que puso la firma al gol más bonito de la mañana en el 73. Luis Hernández centró desde la banda diestra en un contraataque blanco y, sin dejarla caer, Mosquera voleó con potencia en el segundo palo para matar definitivamente el encuentro a favor del cuadro madridista. Aún hubo tiempo para que Uri marcara a diez minutos del final el segundo del Racing en un córner, un tanto que fue contestado por Juanfran a cuatro minutos del final tras una asistencia de Samu en un contraataque, y que para nada empaña la imagen del Castilla, que hoy fue muy superior a su rival, y que a base de trabajo y, sobre todo, de mucha calidad consiguió hoy tres merecidos puntos que les dan alas.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información