Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Castilla inventa la goleada in extremis

  • RM.Castilla 3-0 Villanovense
RM.Castilla 3-0 Villanovense
Alberto Piñero - Estadio Alfredo Di Stéfano Alberto Piñero - Estadio Alfredo Di Stéfano

El Castilla se llevó hoy los tres puntos del Di Stéfano gracias a un cabezazo de Rubén Ramos en el ochenta y seis, y a dos goles más de Cristian ya en el descuento. Los goles fue lo único rescatable de un Castilla muy trabajador y, como siempre, con la posesión del balón, pero también muy espeso hoy durante todo el partido. Eso sí, paradójicamente acabó goleando in extremis al Villanovense. Rodrigo falló un penalti mediada la primera parte que bien pudo haber cambiado el concurso del partido.

El colista visitaba el Alfredo Di Stéfano en una cita que se preveía plácida después del meritorio empate y la deslumbrante victoria del Castilla en esta Semana Santa. Sin embargo, no fue ni mucho menos coser y cantar. El filial blanco, como de costumbre, se apoderó del control del balón desde el minuto uno y fue el que puso el fútbol durante todo el partido, pero esa posesión no terminaba de fructificar en goles. Y es que hasta se falló un penalti mediada la primera mitad. Rodrigo fue el encargado de provocarlo al intentar un sombrero dentro del área que un defensa interceptó con las manos, y el propio Rodrigo fue el ‘encargado’ de marrarlo. El hispano-brasileño trató de engañar al portero, pero su disparo flojo a la derecha fue bien adivinado por José Fuentes.

Rodrigo marró un penalti mediada la primera parte

Hasta el penalti, lo cierto es que el Castilla no había visto puerta aún, fruto quizás de demasiadas imprecisiones en la circulación del balón en el último cuarto del campo. Pero eso sí, tras la pena máxima fallada los de Alejandro Menéndez tuvieron dos oportunidades muy claras para abrir la lata. Primero fue Juanan en el veintinueve, cuyo cabezazo al saque de un córner salió al centro de la meta visitante, justo donde estaba el portero del Villanovense. Y apenas cuatro minutos después, el que la tuvo en su testa fue Juan Carlos, que cada vez que tocaba el balón causaba estragos entre la zaga extremeña. El menudo extremo intentó una vaselina con la cabeza a un centro lejano de Sarabia, pero el cuero se fue a escasos centímetros del larguero.

-          La ficha:

3 - RM.Castilla: Adan; Luis Hernández, Gary, Juanan, Nacho; Sarabia (Vázquez 80’), Cordero, Mosquera, Juan Carlos (Juanfran 58’); Rodrigo (Rubén Ramos 72’) y Cristian.

0 - Villanovense: José Fuentes; Galvez (Miguel Ángel 87’), Mora (Cobos 29’), Javi Sánchez, Jaraiz, Edu Jurado, Juanco, Moraga (Wili 61’), Troi Teiro, Anxo, y Juan Carlos.

Goles: 1-0, Rubén Ramos (86’); 2-0, Cristian (92’); 3-0, Cristian (93’).

Árbitro: David Becerril (Com. Castellano-Leonés). Amonestó a Troi Teiro (14’), Juanco (41’), Anxo (66’), Cristian (76’). Expulsó al entrenador del Villanovense (40’), Jaime Molina, y a su segundo entrenador (66’), Lorenzo Morón, a instancias del árbitro asistente.

Incidencias: Estadio Alfredo Di Stéfano. Un cuarto de entrada aproximadamente. Juan Santisteban presenció el encuentro desde el palco. Rubén De la Red lo hizo desde la grada.

En toda la primera mitad, el Villanovense apenas había llevado el peligro a la portería de Adán, pero a punto estuvo de marcharse a la caseta con el marcador por delante si el colegiado hubiera pitado un posible penalti de Nacho sobre Anxo. Los jugadores visitantes lo reclamaron efusivamente –su entrenador tuvo que ser expulsado incluso-, pero ni el trencilla ni su asistente debieron ver claro el empujón del lateral madridista que pedía el cuadro extremeño. Con ese susto en el cuerpo se marchó el Castilla al descanso, un susto que no pareció inmutar a los infantes madridistas pues la segunda parte comenzó tan insulsa como resultó la primera: con dominio constante de los de Menéndez, pero sin apenas llegadas al arco contrario.

Rubén Ramos y Cristian golearon en el descuento

Hubo de esperar hasta el sesenta y dos para ver el primer acercamiento claro de los de Menéndez. Fue a cargo de Cristian, que después de plantarse en el área tras un bonito caño mandó su disparo muy lejos de la portería azulona. Cinco después fue Mosquera el que probó suerte desde el balcón del área. Su primer disparo se marchó fuera y el segundo lo despejó el meta visitante. Sin embargo, a pesar de que se jugaba en el campo contrario siempre, no había sensación real de peligro. Quizá fuera por el cansancio acumulado después de los dos exigentes partidos de la semana o quizá porque los jugadores son sabedores ya de que el objetivo del ascenso está lejano, pero lo cierto es que los jugadores madridistas parecían jugar con el depósito medio vacío... y de gasolina diesel. Pero cuando parecía que el empate sería el desenlace final, Rubén Ramos le dio los tres puntos al Castilla. El delantero había salido en el setenta y dos por un Rodrigo algo desacertado hoy y, si bien no supo finalizar dos balones que recogió dentro del área, a la tercera fue la vencida y cabeceó a gol un centro medido de Vázquez (al que Menéndez también acababa de sacar al césped) desde la izquierda. Un tanto que fue aderezado con otros dos de Cristian ya en el descuento cuando el Villanovense ya había bajado los brazos y que bien valían la victoria. Un triunfo que le sirve al filial blanco para seguir en su particular ascensión en este tramo final de la temporada, aunque a punto estuvieron de dejarlo escapar.

 

FOTOS: realmadrid.com (Elisa Estrada)

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información