Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¿Qué le pasa al Real Madrid C?

  • El segundo filial blanco comienza a despegar después de unas primeras jornadas donde la falta de gol y el proceso de adaptación han sido un lastre para un grupo muy joven y muy talentoso de futbolistas
Descúbralo en Defensa Central
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid

Hace apenas un par de semanas, la cantera del Real Madrid aglutinaba críticas procedentes de todos los rincones del país. El Castilla marchaba penúltimo, mientras que el Real Madrid C era colista, lo que hizo correr ríos de tinta incluso entre algunos medios a nivel nacional, ya fueran asiduos a los partidos de La Fábrica o no hubieran pisado nunca Valdebebas ni hubieran visto nunca siquiera un encuentro de las categorías inferiores.

Afortunadamente para los intereses madridistas, los dos filiales cuentan sus dos últimos partidos por victorias, lo que les ha hecho ascender bastantes posiciones. El Castilla está ya sexto a sólo tres puntos de los puestos de play-off, mientras que el segundo filial ha salido ya de las posiciones de descenso y marcha decimotercero. Un Real Madrid C que si bien no sumó su primer triunfo hasta la jornada seis, poco a poco va despegando.

 

¿Y por qué este inicio de temporada tan malo? ¿Qué sucede en el segundo filial blanco para que haya llegado a ocupar el farolillo rojo de la categoría? Pues a priori nada grave. Nada que no sea la ley natural del fútbol. Nada relacionado con ese supuesto poco cuidado que tiene el club blanco en sus categorías inferiores como algunos denuncian. Se trata en gran medida de algo tan simple y tan complejo a la vez como que el Real Madrid C está formado en su mayoría por jugadores nuevos en el club y por futbolistas que proceden de la categoría juvenil, con lo que es necesario un proceso de adaptación a la categoría. Algo lógico teniendo en cuenta que se trata de chicos con la mayoría de edad recién estrenada que pasan de medirse a jugadores de su edad en los que la entidad del club es determinante a la hora de los futbolistas con los que cuenta, a medirse a jugadores profesionales que en muchos casos saben hacer valer su experiencia por encima de su calidad. Algo que no sucede en los videojuegos, pero sí en el fútbol real.

José Manuel Díaz: "Ojalá no costara adaptarse. Pero la realidad es otra"

El propio técnico del segundo filial blanco lo explicaba así en exclusiva para Defensa Central tras la victoria ante el Rayo Majadahonda (2-0) del pasado fin de semana. "Son todo chicos nuevos y hay un proceso de adaptación necesario: ante el Rayo Majadahonda había diez jugadores nuevos sobre el campo respecto al equipo del año pasado. No me gusta poner excusas. Ojalá no costase adaptarse, pero la realidad es otra. Hay jugadores que llegan de jugar con relativa facilidad en juveniles, de tener el dominio de los partidos, de ganar con holgura, y esta división no te deja todas esas cosas. Los rivales son de otra entidad, hay gente que viene de categorías superiores y todo se dificulta mucho más" confiesa José Manuel Díaz a este periódico.

El técnico del Real Madrid C alude efectivamente a un necesario proceso de adaptación. Unas veces es mayor y otras menor, pero lo que parece claro es que existe, y los jugadores no son impermeables a ello. Es más, en este caso como en otros muchos se da la situación de que el equipo es prácticamente idéntico al año anterior, pero con unos rivales notablemente más preparados. Y así lo explica también en exclusiva para Defensa Central el extremo Lucas Vázquez: "Al principio cuesta un poco adaptarse porque el ritmo de juego es diferente, juegas contra rivales que ya te sacan varios años y son más fuertes que tú" explica el eléctrico extremo diestro de la cantera merengue, un jugador que sabe bien de lo que habla. Y es que su calidad es inversamente proporcional a su físico, y talento tiene de sobra precisamente. A Lucas el año pasado no había quien le parara en el Juvenil A campeón de España, pero sin ir más lejos, ante el Rayo Majadahonda el pasado domingo tuvo que ser sustituido y salía de los vestuarios cojeando después de haber recibido varios golpes durante el encuentro. "En Tercera los rivales son más fuertes, más físicos, saben competir mejor, dejan menos espacios, y encima van al choque sin dudarlo" explica el canterano merengue, que apunta directamente al proceso de adaptación del equipo en general como uno de los obstáculos que han impedido al Real Madrid C comenzar con mejor pie del que lo han hecho. Algo que por cierto ya sucedió la temporada pasada, y luego el segundo filial blanco no acabó en puestos de play-off por milímetros.

 

Fran Sol, uno de los más determinantes del Real Madrid C

Lucas: "En Tercera los rivales son más físicos, saben competir mejor y van al choque sin dudarlo"

José Manuel Díaz apuntaba también a otro algo handicap más circunstancial: la falta puntual de gol. Esta plantilla está formada en gran parte por jugadores procedentes del Juvenil A que el año pasado de la mano de Toril ganó liga, Copa de Campeones y fue subcampeón de la Copa de España. Una generación que hacía tiempo que no se veía en La Fábrica, con jugadores realmente talentosos como Fran Sol, Óscar Plano, Álvaro López, Expósito o el propio Lucas (sin contar a otros como Sarabia, Morata, Álex, o Carvajal que pertenecen al Castilla). Así pues, con el talento de estos jugadores, parece que la falta de gol no pasa de ser algo pasajero como cuando el ketchup no sale del bote (Van Nistelrooy dixit), aunque ha sido decisivo en estas primeras jornadas. "Nosotros llegábamos muchísimas veces al área rival sin marcar y los contrarios llegaban una ocasión y nos metían gol. Llevamos pocos goles en contra, pero deberíamos llevar muchos más a favor con las ocasiones que generamos" explicaba el técnico del Real Madrid C.

Afortunadamente para el segundo filial blanco, el pasado domingo no sólo se sumaron tres nuevos puntos, sino que encima los goles llegaron con la firma de dos de sus pilares, dos de los destinados a ser los que marquen las diferencias por méritos propios: Fran Sol y Óscar Plano. El conjunto merengue fue superior al Rayo Majadahonda en todo momento, haciendo gala de un rigor táctico, un derroche físico y un orden defensivo realmente envidiable durante casi todo el partido, a lo que hay que sumar el oportunismo de sus dos 'killers'. Sin embargo, este equipo no se conforma sólo con esas aptitudes y actitudes, sino que desde la voz autorizada de su entrenador se puede asegurar que aspira a más. "No renunciamos al estilo de la casa, pero ahora mismo tenemos que ser más prácticos. Necesitamos goles ahora mismo, que es lo que nos ha faltado en los partidos anteriores. No renunciamos a la pelota, pero también es cierto que esperamos más atrás al rival. Hay que vivir el momento del fútbol. Ahora toca esto, pero sé que este equipo puede jugar mucho mejor y va a jugar mucho mejor" explica en exclusiva José Manuel Díaz a Defensa Central, que tiene claro el objetivo de su equipo esta temporada.

"Podemos jugar mejor y vamos a hacerlo. El objetivo es quedar en puestos de ascenso"

"Cuando el grupo se adapte a esta categoría, yo estoy muy contento con mis jugadores y con el grupo, y por qué no pensar en estar entre los cuatro primeros para jugar la liga de ascenso. Tiene que ser nuestro principal objetivo" apunta el tecnico del Real Madrid C. De momento, ya han sumado dos victorias consecutivas, se ha conseguido salir de los puestos de descenso, y lo que quizá es más importante, la plantilla ya sabe lo que es ganar y son conscientes de que pueden seguir haciéndolo. El trabajo está ahí, y ahora sólo el tiempo dará o quitará razones.

FOTOS: realmadrid.com

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información