Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Castilla presenta sus credenciales

  • Joselu y Morata lideraron la victoria en un partidazo del filial merengue
Real Madrid Castilla 3-1 C.D.Tenerife
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Cuando el Real Madrid Castilla se pone a jugar al fútbol es una máquina apisonadora. Poco importa que delante esté todo un histórico de la Primera División como el Tenerife. Porque el conjunto canario, otrora bestia negra madridista, se mostró incapaz de frenar al vendaval que pasó este domingo por la Ciudad Deportiva de Valdebebas.

El conjunto madridista se sobrepuso perfectamente a las bajas de Denis y Alberto Toril y entró muy enchufado en el partido desde el primer minuto. En todo momento, el Castilla dio la sensación de ser el conjunto grande de los dos, pues el Tenerife no mostró ningún atisbo del conjunto que hace un par de temporadas estaba en Primera División. Fruto de este dominio territorial, los locales consiguieron un penalti a favor merced a una protestada mano de Kitoko en el área.

El delantero Joselu se encargó de abrir el marcador desde los once metros, desatascando así la buena defensa chicharrera. Sin embargo, el tanto no cambió mucho el panorama del encuentro, pues el Castilla mantuvo el dominio mientras que el Tenerife solo ponía algo de peligro a balón parado.

FICHA TÉCNICA:

3 - REAL MADRID CASTILLA: Jesús; Carvajal, Iván, Nacho, Casado; Juanfra, Álex, Mandi, Jesé; Joselu y Morata.

1 - CD TENERIFE: Sergio Aragoneses; Cristóbal, Medina, Tarantino, Meji; Ferrán, Marcos, Bravo, Kitoko; Ratón y Perona.

GOLES: 1-0 (min. 27): Joselu; 2-0 (min. 47): Morata; 3-0 (min. 58): Joselu; 3-1 (min. 80): Zazo.

Tras el descanso, el Castilla salió con ganas de sentenciar el choque. En consecuencia, una magnífica jugada de Juanfran por la derecha le servía a Morata para rematar a placer el segundo del partido. Por tanto, con la tranquilidad del marcador a favor, los blancos continuaron buscando con ahínco la portería de Aragoneses y lograron el tercero a falta de media hora. Joselu remataba duro y el cancerbero tinerfeño era incapaz de atajar la pelota adecuadamente y la misma se introducía lentamente en la portería.

De aquí al final, minutos de relajación del filial madridista, lo que aprovechó el Tenerife para buscar la épica. Sin embargo, la defensa del Castilla se mostró muy segura, por lo que solo Zazo logró acortar distancias en un saque de falta directa. Quedaban diez minutos para el final y al Madrid le bastó con dejar pasar el tiempo hasta lograr una victoria de prestigio que le mete de lleno en los puestos de play-off para ascender a la Segunda Divisón.

 

Player Video...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información