Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Castilla de Toril hace palidecer al de Menéndez

  • El filial madridista ha empezado mucho mejor la temporada que la pasada
El filial madridista ha empezado mucho mejor la temporada que la pasada
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

La llegada de Alberto Toril al Real Madrid Castilla en enero de 2011 cambió el rumbo de manera decisiva. Por aquel entonces el equipo ocupaba los puestos medios del Grupo I de la Segunda Divisón B, aunque el técnico cordobés logró que el filial lograra disputar los play-offs de ascenso a la Segunda División tras completar un final de año excepcional. Ahora, un año después, los números avalan al entrenador merengue.

Actualmente, el Real Madrid Castilla es el líder sólido de su grupo y es un serio aspirante a ascender a la División de Plata el próximo mes de junio. Una situación muy distinta a la que vivía el equipo hace solo 365 días, cuando el club se veía en la necesidad de rescindir el contrato de Alejandro Menéndez para apostar por Alberto Toril. Y es que, al acabar la primera vuelta de competición en la campaña 2010/11, el filial blanco era décimo en la tabla con 24 puntos, 21 goles a favor y 24 en contra.

Hoy en día los blancos suman 16 puntos más (40), han ganado cinco choques más (12 por 7) y ha perdido seis menos (3 por 9). Además, llevan 13 goles más (34) y han encajado 9 menos (15). Unos números espectaculares que plasman en el papel la progresión de esta escuadra en solo 12 meses de la mano del técnico madridista. Con Toril la situación ha dado un vuelco para bien y el fútbol que desarrolla el equipo enamora a todo el mundo. Todo una acierto de la directiva del club que invita a soñar con un merecido y justo ascenso.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información