Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"La profesión de entrenador es cruel"

  • Emilio Butragueño cumple 49 años en este 22 de julio
Emilio Butragueño cumple 49 años en este 22 de julio
Defensa Central Defensa Central

Este domingo 22 de julio es un día especial para la familia madridista, pues el Director de Relaciones Institucionales del Real Madrid, Emilio Butragueño, cumple 49 años. Por ello, el portal 'FIFA.com' ha charlado con el ex jugador merengue para hacer un repaso a su trayectoria deportiva, así como de su visión del mundo del fútbol en la actualidad.

 

 

Sobre su actual labor en el Real Madrid, Butragueño señala que "mi trabajo actual es muy variado. Mi mujer siempre comentaba que cuando me retirara tendría mucho más tiempo para la familia, pero la realidad es que ahora dispongo de mucho menos". No en vano, él afirma que jamás se ha planteado ser entrenador una profesión que considera "fascinante, pero cruel. Supone un reto diario, hasta unos límites que pocas profesiones exigen. Lo respeto mucho y cada vez más porque soy consciente de lo difícil que es".

Preguntado sobre su trayectoria internacional, destaca que "debutar con la selección española es algo especial, mágico. Es el mayor honor para un jugador de fútbol y si tienes la suerte de ir a un Mundial, pues más todavía, ya que es lo máximo". Así, recuerda sus dos Mundiales, el primero de ellos en México' 86 ante Dinarmarca. "Fue mi momento más culminante a nivel popular. Nos enfrentábamos en octavos a uno de los mejores equipos del momento y, aunque en el primer tiempo fueron superiores, logramos empatarles en el primer tiempo por un error suyo y luego aprovechamos los contragolpes. Yo conseguí marcar cuatro goles, algo insólito".

Butragueño también recuerda que "tras el partido me cambién la camiseta con Michael Laudrup y todavía la tengo en casa". Posteriormente, el Mundial de 1990 de Italia no sería de tan buen recuerdo, ya que "yo entonces no estuve bien, me hubiese gustado ayudar algo más. Hasta rematé un balón de cabeza al palo...". Y para acabar, preguntado por su habitual tranquilidad en el terreno de juego, el directivo merengue señala que "creo que el jugador está obligado a centrarse en cómo ayudar al equipo. Algo que no se consigue peleándose con el árbitro o el rival. Mi misión era vencer al rival con ingenio".

Desde Defensa Central, ¡MUCHAS FELICIDADES EMILIO!

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información