Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ángel Torres deja en ridículo las disculpas culés por su 'Halloween'

  • El presidente del Getafe asegura que los jugadores se saltaron "un cordón de seguridad"
El presidente azulón asegura que se saltaron "un cordón de seguridad"
 Defensa Central Defensa Central

En el Getafe aún dura el enfado por el impresentable comportamiento que tuvieron el sábado algunos jugadores culés tras su victoria en el Coliseum Alfonso Pérez. La plantilla azulgrana emitió este domingo un comunicado disculpándose después de que varios jugadores 'asaltaran' la sala de prensa del estadio con máscaras de Halloween. Su argumento era que entraron en la zona mixta por error, aunque el presidente del Getafe se ha encargado de poner en duda esta versión de los hechos.

Ángel Torres ha dado este lunes su versión de los hechos para la emisora 'Radio Marca' y la misma dista mucho de la dada por el Barcelona. "Yo me encontraba en el 'hall' hablando con el míster y de golpe salió un grupo de gente disfrazada. Se saltaron el cordón de seguridad, cogieron el túnel del hall al vestuario sin respetar a nadie. Al principio dije que algunos estarían de fiesta, que sería algo organizado y que ya no habría nadie en la sala de prensa. Es algo que hay que respetar, pero al menos han reconocido que se equivocaron y han pedido disculpas" ha explicado.

Sin embargo, el presidente del Getafe aconsejó a los jugadores culés "que tengan cuidado, porque como pierda el 'Clásico' podrán hacerles una portada diciendo que les quitaron la careta. Luego dirán que si hay campañas y cosas, que les pitan. Deben tener más respeto, les tenían que avisar de que había gente en su recorrido. A mí me ha molestado porque nos exigen un cordón de seguridad y medidas especiales y luego salieron a la grada de público del estadio y saltaron una valla de tres metros. Les pudo pasar algo al ir entre el público, aunque por suerte no ocurrió. La valla no está para saltarla, está para respetarla. Piqué la saltó y podríamos haber acabado llevándole al hospital. Es demasiado joven y va demasiado deprisa, fue una chiquillada".

Aunque ahí no acabó todo, ya que Torres también ha explicado que su lamentable comportamiento incluyó diversos destrozos en el vestuario. "Lo ensuciaron con sprays y nos va a costar arreglarlo. Dejaron todo el vestuario... aunque eso se lava y se quita. Estuve a punto de mandarle una carta al presidente del Barcelona, pero tras sus disculpas la he roto, porque el club no tiene la culpa. Es algo que tienen que arreglar internamente. No estoy en contra de que quieran celebrarlo, hasta me parece simpático. Pero saltarse el control y entrar a la fuerza en la sala de prensa y luego salir a la grada fue una falta de respeto a la prensa y a los periodistas" ha finalizado.


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información