Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La 'Caverna' disfraza de 'humildad' su victoria

  • El Infiltrado pone cada semana el dedo en la 'llaga' de la culerada
El Infiltrado pone cada semana el dedo en la 'llaga' de la culerada
 EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL

Saludos, queridos madridistas. Ayer dejamos atrás la última semana y con ella un buen puñado de noticias e informaciones de la prensa barcelonista que merecen un pormenorizado análisis por nuestra parte. La fantasiosa imaginación de la Caverna culé demuestra semana tras semana su capacidad para adulterar la realidad con el fin de alegrarle la vista y los oídos a sus aficionados. Sin embargo, nuestra tarea desde estas líneas es bajarles de la nube y dejarles claro que, por muy felices que se las prometan, a su equipo siempre le tocará vivir a la sombra del Real Madrid.

1. La Caverna va de 'humilde'

Pero el dato más significativo del dominio de ese centro del campo es que tres de los cuatro centrocampistas canteranos son producto de la cantera, Busquets e Iniesta dos clásicos de los últimos años más la incorporación de un Sergi Roberto cada vez más adaptado y que nos recordó en muchas fases del partido a Xavi Hernández. Estos tres jugadores tienen un coste cero para las arcas del Barcelona. Solo la presencia del crotata Rakitic le supuso un desenvolso a la entidad barcelonista, en concreto abonó 18 millones de euros al Sevilla más de variables.

Respuesta del Infiltrado: Hacer cuentas tras el Clásico es realmente ridículo. ¿Por qué calcular lo que costaron solamente los centrocampistas culés y no incluir, por ejemplo, a los delanteros? Porque con Neymar y Suárez, autor de tres de los cuatro goles los números se dispararía de forma casi vergonzosa. Sin ir más lejos, solo con lo que costó el brasileño posiblemente se habría podido fichar a Kroos, Modric y James... Pero como siempre, la Caverna culé lleva las cosas por donde le interesa para manipular la realidad.


2. Piqué: error y posterior rectificación

Munir estaba destrozado anímicamente por su error, solo ante Keylor Navas, y el ‘toque’ de Piqué le acabó de hundir. Sus ojos le delataban. Por eso el central se hizo al poco un ‘selfie’ con él para animarle públicamente aunque avisándole que de cara a una próxima vez le dejase el balón a él. En el fondo, tanto Piqué como varios de sus compañeros querían buscar el quinto y después el sexto. Era la mejor forma de superar el legendario 2-6 y de dejar para la posteridad un marcador único, ya que en la historia del Barça ya existe un 0-5, el del equipo de Cruyff, Rexach, Sotil y Marcial.

 

Respuesta del Infiltrado: Piqué volvió a delatarse el pasado sábado. El central demostró estar como 'loco' por apuntillar al Real Madrid con el 0-5. Por eso subió al ataque cada vez que pudo en los últimos minutos y abroncó a Munir cuando el canterano 'osó' a jugarse una acción en la que él estaba mejor colocado. Fue toda una muestra de prepotencia y egocentrismo por parte del central, ya que se delató claramente con sus gestos sobre el campo. Así que al terminar el partido no le quedó más remedio que hacerse un selfie con su compañero, ya que sabía que si no lo hacía lo ocurrido podría acabar dando mucho que hablar. Aunque a muchos no nos engaña, ya que nos ha quedado claro que para Piqué su antimadridismo está por encima del compañerismo.

Piqué con Munir

3. La prensa culé avisó al madridismo... ¡para que no le cerraran el Bernabéu!

Esta tarde es la prueba de fuego, el primer Clásico sin ‘libertad de expresión’ al más puro estilo madridista y contrario a la también histórica exhibición de símbolos y banderas fascistas, ultraderechistas y nazis. Si los ultras blancos, estén donde estén, podrán resistir la tentación y reprimirse se verá a partir de las 18.15 horas o antes.

 

Respuesta del Infiltrado: Ver para creer. La prensa afín al club que hace unos años protagonizó una de las imágenes más bochornosas de la historia del fútbol español, la del lanzamiento de la cabeza de cochinillo en la vuelta de Figo, avisó la semana pasada al madridismo de que debía comportarse bien. Según su advertencia, el Santiago Bernabéu está "amenazado de cierre", así que recordaban que la afición debía comportarse adecuadamente para recibir al Barcelona. Su único objetivo era poder acusar después del partido a la afición blanca de un mal comportamiento para solicitar la clausura del estadio por algún partido, pero al final sólo acabaron haciendo el ridículo, ya que el madridismo les demostró que que hasta en los peores momentos sabe comportarse de forma civilizada y educada. 

4. Una lección de señorío

Pese a algunos tímidos pitidos, la respuesta del Bernabéu ante la sustitución de Iniesta fue unánime. El coliseo blanco rindió tributo a uno de los mejores futbolistas españoles de la historia y que este sábado vivió su primer Clásico como capitán. Unos aplausos que fueron la antesala de la gran pitada final -con pañolada incluida- al conjunto blanco y a Florentino Pérez.

 

Respuesta del Infiltrado: ¿Se imagina a una estrella madridista ovacionada por el Camp Nou? Imposible, ¿verdad? Pues ahora intenten hacer el ejercicio contrario con un 'crack' culé. Mucho más fácil... Tanto como que esa imagen ya existe, pues el pasado sábado Andrés Iniesta se llevó el aplauso del Bernabéu tras su partidazo. La anécdota recordó mucho a la vivida hace diez años con Ronaldinho, por lo que no es casualidad que el madridismo demuestre que sabe apreciar el buen juego, aunque lo haga el eterno rival. Así que entre la culerada deben preguntarse si a la hora de la verdad ellos serían capaces de hacer algo así...


5. Un politiqueo asqueroso

Dijo Franco que tras su muerte lo dejaba “todo atado y bien atado”. Se equivocó el dictador. ‘Su’ Madrid, que se había paseado en la década de los sesenta y mitad de los setenta, ahora tiene que doblar la rodilla ante el mejor juego del Barcelona. Seguro que este sería un golpe duro para él y para sus ‘fieles’ seguidores.

 

Respuesta del Infiltrado: ¡Qué obsesión tienen con Franco entre el barcelonismo! Ni 40 años después de su muerte dejan de relacionarle con el Real Madrid. Lo mejor que se puede hacer es dejar a los muertos tranquilos y no meterse en camisas de once varas, sobre todo si hay pruebas de que el 'Generalísimo' llegó a recibir en un acto público a la Junta Directiva del Barcelona e incluso fue condecorado por el conjunto catalán. Con estos argumentos solo consiguen delatarse a sí mismos como personas con un serio complejo de inferioridad, ya que tienen que recurrir a excusas inventadas para justificar los éxitos del madridismo en las décadas de los 50, 60 y 70.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información