Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Viva Alonso II de España

  • Los de Del Bosque jugaron un buen primer tiempo y bajaron en la segunda parte. Pese a ello, lograron el triunfo (2-1). El madridista Xabi Alonso, con dos goles, fue el artífice de la victoria española
España 2-1 Argentina
David Jorquera - La Crónica David Jorquera - La Crónica

El centrocampista madridista Xabi Alonso le dio el triunfo a España sobre Argentina gracias a sus dos tantos (2-1). La roja lo bordó durante la primera parte, sin embargo, flojeó en la segunda y estuvo a punto de ceder un empate. Maradona, muy excitado durante todo el partido, vio como el Calderón le gritó aquello de "a chuparla" tras el triunfo de los nuestros.

La roja antigua, la que los más veteranos reconocen como suya de toda la vida, tenía siempre el mismo defecto: no ganaba. La actual se parece a esa sólo en una cosa, y desde hoy hasta el próximo mes de junio, en la pose que presta la nueva camiseta. Un rojo vivo en la camiseta, un azul claro de pantalón y más furia roja en las medias.

Tirando del clasicismo otra vez sólo queda decir que aquello del coraje, la furia y la pasión ha pasado a un segundo plano. Ahora se estila la calidad, el toque de balón y el dominio de la pelota. Los Camacho, Gordillo, Juanito y Rincón de entonces han dado paso a los Silva, Iniesta, Xavi o Xabi Alonso, que se pueden poner el mono de trabajo cuando la ocasión lo demanda, sin embargo, su batuta se mide por la posesión y la precisión. Y eso se ha demostrado en choques amistosos, oficiales, ante Argentina, Rusia o Alemania.

Ficha técnica:

2 - España: Iker Casillas (Reina, m.88); Sergio Ramos, Puyol (Raúl Albiol, m.46), Piqué, Capdevila; Busquets, Xabi Alonso, Xavi (Cesc, m.61), Iniesta (Navas, m.82), Silva (Negredo, m.65); y Villa (Mata, m.82).

1 - Argentina: Sergio Romero; Coloccini, Demichelis, Heinze, Ansaldi; Maxi Rodríguez (Lavezzi, m.83), Mascherano, Gago (Cambiasso, m.74), Di María; Higuaín (Tevez, m.58) y Messi (Perotti, m.83).

Goles: 1-0, m.15: Xabi Alonso. 1-1, m.60: Messi de penalti. 2-1, m.85: Xabi Alonso de penalti.

Árbitro: Allan Kelly (IRL). Amonestó a Busquets (25) por España, y a Heinze (28), Coloccini (30), Ansaldi (41), Gago (61), Tévez (64) y Demichelis (81) por Argentina.

Incidencias: encuentro conmemorativo del centenario de la RFEF, celebrado en el estadio Vicente Calderón, lleno, con 54.000 espectadores en las gradas. Se guardó un minuto de silencio en memoria del portero alemán Robert Enke.

Argentina vino a Madrid a no encajar muchos goles. Con Heinze, marrullero y patán como siempre, la defensa albiceleste temblaba cada vez que los nuestros se acercaban. Y cuando no les daba tiempo a temblar, zapateaban. No al balón sino a las piernas contrarias. Silva, Iniesta o Ramos se llevaron el sello de la AFA en sus carnes en más de una ocasión. Aunque para sello de verdad, el nuestro. Una serie de pases al primer toque de los de Del Bosque acabó dentro del área en los pies de Silva. Éste dejó volar su imaginación y encontró un hueco para el disparo que, tras rechace del portero, encontró la bota salvadora de Xabi Alonso que, jugándose una vez más el bigote, hacía justicia al juego de unos y al no juego de otros.

Los de Maradona no paraban de perseguir esa cosa redonoda llamada balón. Para ellos debía ser como ese ovni que todos dicen haber visto alguna vez pero que nunca se demuestra que existe. Los extraterrestres no vestían de verde, lo hacían de rojo.

UNA SEGUNDA PARTE 'RARA'

Sin embargo, hasta los mejores artistas echan un borrón. Y España lo hizo durante más de 30 minutos de la segunda mitad. Argentina, que no juega ni un pimiento, se apoderó del estilo del balón y, por ende, le dio el suyo al juego. El cuero pasó a pesar 10 kilos más de lo habitual y Argentina fue engordando su orgullo. El cambio de mando en el partido también propició un vuelco en el marcador. Un riguroso penalti señalado a Albiol lo convirtió Messi. Había que volver a remar, primero para reengancharse al partido, y luego al marcador.

Pero esta España tenía un plus en la recámara. Salieron Mata y Navas que, unidos a un imperdible llamado Xabi Alonso, dotaron de oxígeno extra a la roja. España volvió a recuperar el imán de la pelota, y el público volvió a sentirla suya. Un penalti por mano clamorosa del balonmanista Demichelis propició que Xabi Alonso limpiara cualquier conato de telaraña de la escuadra izquierda. Gol y partido para la roja. De la mano de Don Alonso II de España.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información