Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Suiza, rival de España, empata a nada con Italia

Amistoso: Suiza 1 - Italia 1
J.S. - Europa Press J.S. - Europa Press

La selecciones de Suiza e Italia cosecharon un empate (1-1) en un gris partido, que mantiene las dudas acerca del juego de ambos equipos, en un amistoso disputado en Ginebra en el que los técnicos de ambos conjuntos aprovecharon para realizar pruebas antes del Mundial de Sudáfrica.

Suiza jugó su mejor partido en los últimos meses frente a una indolente Italia que notó en exceso la baja de Andrea Pirlo y careció de la brújula con la que dirigir al equipo. De ello se aprovecharon los helvéticos que llevaron el partido al terreno físico y supieron imprimir velocidad a su juego, aunque sus acercamientos fueron imprecisos e irregulares.

Los italianos demostraron que les queda mucho camino por recorrer para mejorar la imagen ofrecida. El conjunto de Marcelo Lippi se mostró como un equipo previsible, estático, sin mando en el juego y sin presión. Ante esa situación, los de Ottmar Hitzfeld, más agresivos supieron imponer su ritmo. El empuje suizo tuvo sus frutos en una excelente jugada del centrocampista del Udinese Ilner, que demostró que gran parte de las esperanzas helvéticas pasan por sus botas con un fuerte disparo desde la frontal del área, que supuso el primer tanto del partido. Italia carente de ideas, sufría sin Pirlo y Montolivo dejaba dudas sobre su capacidad para dirigir el juego de la 'azzurra'.

Sin embargo, las limitaciones técnicas de los suizos fueron claves en el devenir del partido. Los locales no han demostrado mejoría respecto a la pasada Eurocopa y siguen concediendo demasiadas ocasiones, algo de lo que se aprovechó Quagliarella para lograr el empate en una afortunada jugada plagada de rechaces y despejes fallidos.

Los no habituales salvaron a los italianos

El debutante Maggio fue el mejor jugador italiano sobre el campo y dejó algunos detalles con sus arrancadas en la banda derecha, aunque Italia demostró estar pensando ya en Sudáfrica. Lejos de disipar dudas, Lippi mantuvo las dudas acerca del posible equipo titular en el Mundial y todavía tendrá que meditar quién será el sustituto de Pirlo.

Con el carrusel de cambios del segundo tiempo, el partido se diluyó y dejó a dos equipos cansados, que apenas hicieron méritos para hacerse con la victoria. Los italianos se aproximaron más al área de Wolfli pero la falta de puntería y fluidez en el juego les dejaron con un empate que sabe a poco antes del Mundial.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información