Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Drenthe explica su conducción temeraria

  • El holandés fue cazado a 160 km/h tras saltarse seis semáforos
El holandés fue cazado a 160 km/h tras saltarse seis semáforos
Agencias - DC Agencias - DC

El futbolista holandés del Hércules, pidió hoy disculpas públicas a aquellos que se hayan visto afectados después de que en la noche del 27 al 28 de octubre fuera sancionado por la Policía por conducción temeraria, al circular con su coche a unos 160 kilómetros por hora y saltarse seis semáforos en Alicante. "Lo siento mucho por la gente a la que haya hecho daño", insistió Drenthe, quien participó en la sesión de entrenamiento que llevó a cabo el Hércules hoy en las instalaciones de Fontcalent y tras la que atendió a los medios de comunicación.

Drenthe, quien ya reconoció el lunes los hechos, no quiso dar más explicaciones al respecto y afirmó que aceptará la sanción que le pueda imponer el club, sobre todo por encontrarse en la calle pasadas las 4.00 horas del jueves. "No voy a explicar lo que ha pasado porque, aunque algunos han explicado algunas cosas que no son, tampoco quiero hablar tanto. Tengo que concentrarme en el fútbol y no tengo que hablar de otras cosas", dijo."Acepto que he hecho una cosa mal y voy a intentar hacer las cosas bien", agregó el centrocampista holandés, quien hizo hincapié en que su conducción temeraria fue motivada por una "urgencia", al llevar a una acompañante a un centro sanitario e incidió en que "Alicante es bastante pequeña como para correr tanto...".

"Si no tengo razón para correr no lo hago, pero tampoco tengo dudas en reconocer que iba rápido y por eso digo que lo siento", manifestó."No quería ir rápido sin ninguna razón porque vivo al lado, era por una cosa urgente", repitió Drenthe, quien, al ser preguntado por el rifirrafe dialéctico con los agentes de la Policía, respondió que éstos "saben lo que pasó allí" y añadió que lo único que puede decir es que no hizo nada mal. Drenthe apuntó también que dio parte de lo sucedido en el club el jueves, "ni hoy, ni ayer, sino el día después de que sucediera" y que le comentó al técnico Esteban Vigo lo acaecido porque, además, era consciente de que la noticia podía salir a la luz pública.

La infracción tuvo lugar en la madrugada del miércoles 27 al jueves 28 de octubre, después de que el holandés participara en el partido de Copa del Rey entre el Hércules y el Málaga. Precisamente, Drenthe apuntó que después de un encuentro está "lleno de adrenalina" y no puede "dormir" para explicar por qué estaba en la calle a altas horas de la madrugada. "Aceptaré si hay sanción porque cometí un fallo, pero el fallo fue por una razón", concluyó el jugador cedido por el Real Madrid.

 

Drenthe pone excusas

El futbolista holandés del Hércules, pidió hoy disculpas públicas a aquellos que se hayan visto afectados después de que en la noche del 27 al 28 de octubre fuera sancionado por la Policía por conducción temeraria, al circular con su coche a unos 160 kilómetros por hora y saltarse seis semáforos en Alicante.

"Lo siento mucho por la gente a la que haya hecho daño", insistió Drenthe, quien participó en la sesión de entrenamiento que llevó a cabo el Hércules hoy en las instalaciones de Fontcalent y tras la que atendió a los medios de comunicación.

Drenthe, quien ya reconoció el lunes los hechos, no quiso dar más explicaciones al respecto y afirmó que aceptará la sanción que le pueda imponer el club, sobre todo por encontrarse en la calle pasadas las 4.00 horas del jueves. "No voy a explicar lo que ha pasado porque, aunque algunos han explicado algunas cosas que no son, tampoco quiero hablar tanto. Tengo que concentrarme en el fútbol y no tengo que hablar de otras cosas", dijo.

"Acepto que he hecho una cosa mal y voy a intentar hacer las cosas bien", agregó el centrocampista holandés, quien hizo hincapié en que su conducción temeraria fue motivada por una "urgencia", al llevar a una acompañante a un centro sanitario e incidió en que "Alicante es bastante pequeña como para correr tanto...".

"Si no tengo razón para correr no lo hago, pero tampoco tengo dudas en reconocer que iba rápido y por eso digo que lo siento", manifestó.

"No quería ir rápido sin ninguna razón porque vivo al lado, era por una cosa urgente", repitió Drenthe, quien, al ser preguntado por el rifirrafe dialéctico con los agentes de la Policía, respondió que éstos "saben lo que pasó allí" y añadió que lo único que puede decir es que no hizo nada mal.

Drenthe apuntó también que dio parte de lo sucedido en el club el jueves, "ni hoy, ni ayer, sino el día después de que sucediera" y que le comentó al técnico Esteban Vigo lo acaecido porque, además, era consciente de que la noticia podía salir a la luz pública.

La infracción tuvo lugar en la madrugada del miércoles 27 al jueves 28 de octubre, después de que el holandés participara en el partido de Copa del Rey entre el Hércules y el Málaga. Precisamente, Drenthe apuntó que después de un encuentro está "lleno de adrenalina" y no puede "dormir" para explicar por qué estaba en la calle a altas horas de la madrugada."Aceptaré si hay sanción porque cometí un fallo, pero el fallo fue por una razón", concluyó el jugador cedido por el Real Madrid.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información