Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Guti ya es capitán del Besiktas

  • El '14' es ya un peso pesado de un equipo al que no le van bien las cosas.
El '14' es ya un peso pesado de un equipo al que no le van bien las cosas
Agencias - DC Agencias - DC

El Fenerbahçe en el que milita -aunque no juega- Dani Güiza se impuso hoy en el derbi de Estambul a un Besiktas capitaneado por el español José María Gutierrez ''Guti'', por 2-4, con lo que el equipo auriazul mantiene sus opciones al título.

Las cosas no comenzaron bien para el equipo de Guti, que se estrenaba como nuevo capitán oficial en Liga de las "águilas". Ya en el minuto 4, Selçuk Sahin peinó un disparo largo de falta que el portero del Besiktas y ex barcelonista Rustü Reçber no vio venir y se coló entre los tres palos. Era un partido bronco, como corresponde a un derbi estambulí, pero el Fenerbahçe dominaba claramente el juego, mucho mejor posicionado y con las ideas claras, frente a un Besiktas desorganizado, desconcentrado y desganado.

La situación no es la mejor en las cocinas del Besiktas. El pasado lunes, Ibrahim Üzülmez, jugador de las "águilas" durante más de una década y capitán desde hace seis años, fue expulsado del club por sus rencillas en el vestuario. El técnico Bernd Schuster arguyó al presidente de la entidad blanquinegra que no está dispuesto a tolerar la "indisciplina", por lo que exigió su destitución, algo que la grada recibió hoy con pitidos.

El Besiktas perdió esta misma semana 1-4 contra el Dinamo de Kiev dificultando sobremanera su permanencia en la competición en la que hasta ahora mejor le iba, la Liga Europa, y la situación en la competición turca no es la propia de uno de los grandes, pues es sexto en la tabla, muy alejado del liderato. Tan sólo en la Copa de Turquía, en la que se halla en cuartos de final, parece tenerla algo más encarrilada. Así las cosas, parecía que el Fenerbahçe se iría al descanso con una ventaja más abultada, pero a falta de diez minutos para el pitido intermedio, despertó el águila blanquinegra y comenzó a trenzar jugadas, en cuyo centro estuvo siempre el español con el número 14 a la espalda, que no ha perdido su calidad de pasador preciso.

Guti se quedó sin marcar

Sólo así consiguieron que el Fenerbahçe se echase atrás y, en el minuto 44, Ekrem Dag lanzase un disparo a la escuadra de los visitantes para establecer las tablas. Guti, en su nuevo papel de capitán, fue el primero en ir a abrazar efusivamente a su compañero. El gol al borde del descanso dio moral a los hombres que entrena el ex madridista Bernd Schuster y a los cuatro minutos de la reanudación se adelantaron con un gol de Ibrahim Toraman de disparo dentro del área. Un par de minutos después, era el portugués Ricardo Quaresma el que volvía a poner en aprietos la portería del Fenerbahçe con un balón bombeado que Volkan Demirel desvió con la punta de los dedos.

Pero, cuando la balanza se inclinaba más para el Besiktas, el defensa Mateo Ferrari cometió un error imperdonable: soltó un fuerte manotazo al uruguayo Lugano en su propia área cuando la pelota ya no estaba en juego. Resultado: expulsión, penalti y empate del Fenerbahçe. El partido se rompió entonces a favor del cuadro visitante, que volvió a adueñarse del campo. Primero en un remate de cabeza y tres minutos después con un fenomenal regate a Rüstü, el capitán brasileño del Fenerbahçe, Alex de Souza, puso el marcador en 2-4.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información