Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La Champions despidió a Raúl... ¿para siempre?

  • El Manchester United goleó claramente al conjunto alemán
Manchester 4-1 Schalke 04
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El Manchester United ha alcanzado este miércoles la final de la 'Liga de Campeones' tras vencer (4-1) en Old Trafford al Schalke 04 y pugnará con el FC Barcelona en Wembley por su alcanzar la que sería su cuarta Copa de Europa, después de deshacerse sin problemas, en la vuelta de las semifinales, de un Schalke que poco pudo hacer para voltear el 0-2 desfavorable que traía de la ida en Alemania.

Los pupilos de Alex Ferguson, con nueve cambios respecto al once titular que disputó el primer partido de las semifinales en Gelsenkirchen, supieron cumplir con el trámite, y realizando un partido inteligente no hallaron problemas para doblegar a un equipo teutón, que volvió a mostrarse netamente inferior a su adversario. Raúl apenas pudo tener protagonismo en el que probablemente será su último partido en su competición por excelencia.

El choque comenzó con un cuadro 'minero' que se vio obligado a llevar la iniciativa y a mover el balón en la búsqueda de un gol que abriera una rendija hacía el milagro. Por su parte el Manchester, lejos de querer apabullar a los alemanes como hizo en la ida, se dedicó a mantenerse ordenado a la espera de aprovechar un error que le permitiera noquear definitivamente a su rival a través de una de sus fulgurantes contras.

Tras dos tímidas aproximaciones de ambos bandos al área contraria, llegó el tropiezo que esperaban los 'diablos rojos'. El Schalke perdía un balón en el medio campo que Gibson aprovechaba para asistir a Valencia, que batía a Neuer por bajo en el mano a mano y abría así la celebración anticipada en el graderío del 'Teatro de los Sueños' que se veía ya en Wembley.

La mala fortuna se cebaría poco después con el equipo que dirige Ralf Rangnick, que observaba como la quimera de la remontada se agigantaba cuando incomprensiblemente Neuer no acertaba a atajar un a priori sencillo envío de Gibson, que terminaba en el fondo de las mallas para desesperación de los visitantes.

No obstante, el fútbol haría un guiño a los teutones, que con su voluntariedad no merecían tan severo castigo. A diez minutos del descanso Jurado salvaba en parte el orgullo de los suyos con un trallazo desde la frontal, tras un mal despeje de la zaga inglesa, e inauguraba el casillero del Schalke en la eliminatoria, que aún así seguía teniendo claro color rojo.

El Manchester se desmelena en la segunda parte

FICHA TÉCNICA:


4 - MANCHESTER UNITED:  Van der Sar, O'Shea, Smalling, Evans, Rafael (Evra, min. 60), Anderson, Scholes (Fletcher, min. 74), Gibson, Nani, Valencia, Berbatov (Owen, min.77).

1 -   SCHALKE 04: Neuer, Uchida, Hoewedes (Huntelaar, min.70),  Metzelder,  Escudero, Farfán (Matip, min. 75), Papadopoulos, Jurado, Baumjohann (Edu, min.46), Draxler, Raúl.

GOLES: 1-0, min. 26, Valencia; 2-0, min. 31, Gibson; 2-1, min. 34, Jurado; 3-1, min. 72, Anderson; 4-1, min. 76, Anderson.

ÁRBITRO: Pedro Proenca (POR). Amonestó a Scholes (min. 38), Gibson (min. 36) y Anderson (min.41) por parte del Manchester United y a Escudero (min. 58) por parte del Schalke.

ESTADIO: Old Trafford.

Tras la reanudación Rangnick quiso apurar las remotas opciones de los suyos dando a entrada a Edu en la punta del ataque y retrasando a Raúl, que por detrás del delantero entró más en contacto con el balón. Los primeros compases del segundo acto mostraron a un cuadro germano con algo más de chispa arriba, aunque sin verdadera convicción. Nos obstante, pronto el Manchester quiso dejar claro quien mandaba sobre el terreno de juego.

En su primera llegada en la segunda mitad, el United volvía a dejar patente la diferencia de peligrosidad que ha marcado la eliminatoria. Anderson desde la frontal ponía el balón en el palo largo y Neuer volvía a emular su gran actuación de la ida y sacaba una mano prodigiosa que evitaba el tercer tanto.

En los siguientes minutos el duelo entró en un punto muerto entre la resignación de los visitantes y el conformismo del Manchester, que seguía esperando las grietas que obligatoriamente debía dejar abiertas el equipo de Gelsenkirchen. Con el final cada vez más cerca las grietas aparecieron y los 'diablos' no tuvieron piedad.

En el último cuarto de hora el equipo de Old Trafford volvió a aprovechar la ingenuidad de su rival para completar su pase a la final, redondeándolo con una goleada merced a un doblete de Andersson, que abría aún más la sangrante herida alemana.

El Manchester estaba en la final tras una andadura europea en la que ha ido de menos a más y tras una eliminatoria en la que ha demostrado un poderío que le avala como un rival de garantías ante el 'todopoderoso' Barça. Un Raúl impotente, dice adiós a la 'Champions' en el mismo estadio que un día le vio erigirse como uno de los colosos de Europa.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información