Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Italia dejó sin final a Özil y Khedira

  • Dos golazos de Balotelli acabaron con el sueño alemán de repetir la final de Viena de 2008
Alemania 1-2 Italia
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

La selección italiana rompió ese jueves todos los pronósticos al clasificarse para la final de la Eurocopa tras vencer por 1-2 al combinado alemán. Los de Cesare Prandelli sentenciaron el encuentro en veinte minutos de la primera parte gracias a la gran actuación del delantero Mario Balotelli, autor de los dos goles. Posteriormente, Özil recortaría distancias desde el punto de penalti cuando el choque ya estaba en el tiempo de descuento.

 

 

La escuadra transalpina poco a poco ha ido creciendo en el torneo, demostrando una vez más que los escándalos extra-deportivos son la mejor medicina para mejorar su rendimiento en el terreno de juego. Poco importó que Italia tuviera dos días menos de descanso que su rival y que Alemania fuera la gran favorita de estas semifinales, porque la 'azzurri' le dio toda una lección de fútbol a la escuadra teutona a base de fútbol de toque, velocidad y profundidad en el pase.

Así, a pesar del dominio inicial de territorio de los de Löw, un jugadón por la banda izquierda de Cassano acabó en un centro que Balotelli remató de cabeza a bocajarro a la red. Un gol que Alemania no se esperaba y que creó cierta inquietud en el equipo, pues no veían la forma de sorprender al segurísimo Buffon. Aún estaban los germanos en estado de 'shock' cuando un cuarto de hora después un pase en largo para Balotelli le dejaba con espacio para ir hacia la portería de Neuer. El italiano se perfiló y clavó un impresionante disparo que se coló por la escuadra del portero alemán. Golazo y media final en el bolsillo para los transalpinos.

Aún quedaba mucho partido por delante, pero solo dio tiempo para descubrir una versión de Alemania desconocida. Los teutones se mostraron impotentes, sin ideas, y aunque el técnico intentó mover el banquillo para buscar alternativas tácticas, solo consiguió encontrarse con el orden de su rival. Tácticamente perfecta, Italia pudo golear a la contra, pero el último gol de la noche estaría reservado para Alemania. Un disparo a la desesperada en el descuento provocó la mano de Balzaretti, por lo que Özil dispuso de una pena máxima que no desaprovechó. Todavía quedaban dos minutos para obrar el milagro, pero fue un tiempo insuficiente. Italia ya miraba a la finalísima de Kiev, donde le espera su primer rival en el torneo (1-1): la selección española.


FICHA TÉCNICA:

1 - ALEMANIA: Neuer; Boateng (Müller, min. 71), Badstuber, Hummels, Lahm; Schweinsteiger, Khedira; Toni Kroos, Özil, Podolski (Reus, min. 46); Mario Gomez (Klose, min. 46).

2  - ITALIA: Buffon; Balzaretti, Barzagli, Bonucci, Chiellini; Pirlo; Marchisio, Montolivo (Thiago Motta, min. 64), De Rossi; Balotelli (Di Natale, min. 70), Cassano (Diamanti, min. 58).

GOLES: 0-1, min. 20: Balotelli. 0-2, min. 36: Balotelli. 1-2, min. 92: Özil.

ÁRBITRO: Stephane Lannoy (FRA). Amonestó a Hummels (min. 94) por parte de Alemania; y a Balotelli (min. 37), Bonucci (min. 61), De Rossi (min. 84), Thiago Motta (min. 89) por parte de Italia.

ESTADIO: Estadio Nacional de Varsovia.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información