Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Bocazas Laporta

  • Las declaraciones del presidente del Barcelona encienden a la plantilla blanca
Defensa Central Defensa Central
"El Madrid no ha ganado dos Ligas, las perdió el Barça". Esta es la frase polémica que pronunció el presidente culé esta semana cegado por la envidia. Unas declaraciones que han tenido justa respuesta desde el Real Madrid, como ejemplifica hoy Metzelder con datos elocuentes y asépticos: ”œYo no hablaría de otros equipos de esa manera. El Madrid ganó los dos partidos contra el Barça, Atletico y Villareal; y terminamos la Liga con una ventaja grande. El título fue merecido, nadie nos lo regaló”. O como por ejemplo Ramón Calderón, que le contestó sin perder las formas, evitando entrar en el juego sucio de Laporta, quien ha demostrado perder la memoria y no acordarse de que el Madrid ganó la Liga con 18 puntos de ventaja sobre un Barça sin opciones y en plena crisis de juego y de resultados. "Yo me suscribo. ¡Que me sigan regalando Ligas otros diez años! Me abono a esta situación para toda la vida" declaró Calderón.

El presidente madridita añadió que "no sé muy bien qué quería decir Laporta, pero la verdad es que ganar la Liga con 18 puntos de ventaja me parece demasiado regalo. Ya digo que a mí me encanta, que las recibiremos con los brazos abiertos".

Las reacciones del vestuario blanco tampoco se han hecho esperar. El defensa Sergio Ramos no se mordió la lengua y afirmó que "eso es una tontería. Que diga lo que quiera, pero espero ganar así muchas más Ligas. ¡Ojalá las cuatro próximas las pierda también el Barça y a ver si las gana el Madrid!". Él ha sido el encargado de hablar en voz alta, pero las manifestaciones de Laporta han provocado la indignación de la plantilla blanca. Y los de Schuster, cuando se conjuran, ya han demostrado cómo se las gastan.

"Laporta se equivoca"

Por su parte, el portero Codina manifestó que "hay que respetar las opiniones, y cada uno puede pensar lo que quiera, pero hemos ganado esas Ligas justamente y demostrando que éramos un equipo". En Valdebebas se escuchaban voces que declaraban que "a nosotros nadie nos ha regalado nada, ganamos porque fuimos mejores" y afirmaban que Laporta "se equivoca y es normal que no nos haya gustado lo que ha dicho, pero allá cada uno..." que expresan el sentir general del vestuario blanco.

Joan Laporta debería respetar el fair-play que se le presupone al máximo mandatario de un club de la importancia del Barcelona y tendrá derecho a hablar cuando demuestre que su equipo sabe jugar y ganar sin la ayuda de los árbitros en los terrenos de juego: sin ayudas descaradas, ya sabemos cuál es la posición real de su equipo, a 18 puntos del Real Madrid y por detrás del Villarreal.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información