Ir a versión clásica Ir a versión móvil
20 octubre 2016

El bofetón más doloroso para el ridículo Guardiola

  • El último en reconocer las 'rarezas' del catalán ha sido un ex jugador suyo, el holandés Robben.
Guardiola llora Guardiola llora
Guardiola llorando
Rubén Gómez Rubén Gómez

Goleado, ridiculizado, criticado y ahora también abofeteado dialécticamente. Esta vez no han sido los tabloides ingleses los que se han inflado a criticar a Guardiola. El ‘inventor del fútbol’ no gana para disgustos y desde Alemania le han caído las últimas perlas que ponen en duda su calidad como técnico.

Ha sido un ex jugador del Real Madrid, el holandés Robben, el que ha dejado claro en declaraciones a una revista holandesa que Guardiola “está poseído”.

 Utilizando el juego de palabras fácil se podría decir que esa ‘posesión’ (del balón) es la que le hizo caer ridículamente en el Camp Nou este miércoles o ante el Real Madrid en aquella mítica semifinal de Champions (con 0-4 de los blancos en el Allianz Arena).

Robben también reconoció que con su actual técnico, Ancelotti, los jugadores tienen “más libertad” de la que disfrutaban con Guardiola. Un claro ejemplo de lo cuadriculado que puede llegar a ser el entrenador catalán y lo aburridos que suelen terminar de él los jugadores a los que ha entrenado.

Ibrahimovic, que no dudó en ponerle a Pep el mote de ‘filósofo’, puede dar fe de la pesadez que supone ser entrenado por un Guardiola que todavía parece no haber digerido que los jugadores son los protagonistas de los partidos y no sus patochadas en el banquillo. 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información