Ir a versión clásica Ir a versión móvil

ESPANYOL 3-0 CELTA

La estrategia fue clave para los 'periquitos'
EFE EFE

El Espanyol se clasificó para los octavos de final de la Copa del Rey tras derrotar con comodidad y con menos sufrimiento del esperado a un Celta (3-0) que sólo dio guerra en el primer cuarto de hora y que se vino abajo después de recibir dos goles en apenas doce minutos.

Pegada demencial de los 'periquitos'

El castigo para los gallegos fue excesivo, pues el Celta fue el contendiente que más interés puso. El partido se decantó porque el Espanyol tuvo más acierto en el remate. Y porque los gallegos estuvieron demasiado generosos en defensa. Por nada más, ya que el arranque de los blanquiazules no fue nada brillante.

El equipo de Pepe Murcia transmitió buenas sensaciones en los compases iniciales. Al conjunto gallego ni le intimidó el rival ni un estadio prácticamente vacío. Al contrario. El Celta se adueñó del centro del campo y se acercó con cierto peligro a la portería de Cristian Álvarez.

Los visitantes se sentían cómodos sobre el terreno de juego, mientras que el único argumento de los blanquiazules fueron los pases en largo desde la defensa. Un recurso muy pobre para superar a una zaga gallega que no se sintió presionada por los atacantes blanquiazules.

El Espanyol dio la sensación de no estar metido nunca en el partido, pero sacó la máxima rentabilidad a las jugadas de estrategia para decantar el encuentro a su favor. En el primer saque de esquina botado desde el flanco derecho por Nené emergió Jarque para adelantar a los suyos en el marcador.

Los celestes se vienen abajo

El Celta, muy serio hasta entonces, se desmoronó y comenzó a dar numerosas facilidades defensivas. Para muestra el segundo tanto de los locales que llegó merced a un remate en propia puerta de Noguerol, después del segundo córner botado por Nené. Máxima eficacia para un escaso bagaje ofensivo.

Con el marcador a favor y ante un rival herido anímicamente, el conjunto de Bartolomé 'Tintín' Márquez jugó muy suelto. Los blanquiazules tuvieron dos claras oportunidades para ampliar su ventaja, pero ni Jonathan Soriano ni Valdo, tras un magnífico pase de Sergio Sánchez, supieron definir ante Falcón.

El Celta intentó volver a meterse en el partido con un remate lejano de Renan que hizo intervenir a Cristian por primera vez en el encuentro. No obstante, todos los esfuerzos gallegos se acabaron en ese disparo y fue el Espanyol el que creó todas las acciones de peligro.

Especialmente motivado se vio a Rufete. El centrocampista alicantino entró en la segunda mitad y el conjunto blanquiazul canalizó todo su ataque por la banda derecha. El españolista incluso tuvo una clara opción para marcar que fue desbaratada por el meta visitante.

El tedio se adueñó definitivamente del encuentro. El equipo de Pepe Murcia dimitió del partido y facilitó más la tarea al cuadro catalán. Quienes más interés pusieron en el tramo final fueron Rufete y Jonathan. Ambos buscaron el gol con la misma dosis de empeño que de falta de acierto. Sin embargo, fue Valdo quien obtuvo la recompensa al rematar totalmente solo una gran asistencia de Rufete. La tranquilidad definitiva llegó a Montjuïc y el Espanyol certificó el pase a los octavos de la Copa del Rey con más solvencia de la esperada.

 

- Ficha técnica:

3 - RCD Espanyol: Cristian Álvarez, Chica, Jarque, Sergio Sánchez, David García; Moisés Hurtado, Lola (Ángel, m.74); Valdo, Callejón (Luis García, m.77), Nené (Rufete, m.46) y Jonathan.

0 - Celta: Falcón; Lucas, Rubén, Noguerol, Fajardo; Jonathan Vila, Renan (Michu, m.57); Maris (Óscar Díaz, m.57), Trashorras, Danilo (Dinei, m.61) y David.

Goles: 1-0, m.17: Jarque; 2-0, m.26: Noguerol (pp); 3-0, m.81: Valdo.

Árbitro: Muñiz Fernández (Colegio Asturiano). Amonestó a Trashorras (m.66), Sergio Sánchez (m.87).

Incidencias: encuentro de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, disputado en el Estadio Olímpico de Montjuïc ante 7.650 espectadores.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información