Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Valladolid ridiculiza al Atleti

  • Los rojiblancos siguen sin conocer el triunfo en 2009
At. Madrid- Valladolid: 1-2
EFE - Iñaki Dufour EFE - Iñaki Dufour

El Atlético de Madrid completó otro partido infame, con el que prolongó su sequía de triunfos de 2009 contra un buen Valladolid, que mereció la victoria todo el encuentro, aunque un golpe de suerte de su rival y su condescendencia ofensiva le impidieron asegurar los tres puntos hasta el tramo final del duelo.

El choque siempre perteneció al conjunto visitante, muy superior al equipo rojiblanco, que se ha quedado sin fútbol, sin pegada, que atraviesa un momento crítico y que nunca dio la sensación de poder ganar al Valladolid, que consiguió su primer triunfo del nuevo año y que dejó al entrenador mexicano Javier Aguirre en su situación más comprometida al frente del banquillo del Atlético.

1 - Atlético de Madrid: Leo Franco; Perea, Pablo, Heitinga, Pernía; Maxi Rodríguez, Raúl García (Banega, m. 59), Paulo Assuncao, Simao (Sinama Pongolle, m. 37); Forlán y 'Kun' Agüero.

2 - Real Valladolid: Justo Villar; Pedro López, Óscar Sánchez (Nano, m. 9), Luis Prieto, García Calvo; Pedro León (Vivar Dorado, m. 89), Borja, Álvaro Rubio, Sesma; Canobbio (Víctor, m. 56) y Goitom.

Goles: 0-1, m. 50: Luis Prieto aprovecha un rechace de Leo Franco tras un saque de esquina. 1-1, m. 54: García Calvo, en propia puerta tras un remate fallido de Forlán. 1-2, m. 78: Víctor, de penalti.

Árbitro: Miguel Ángel Ayza Gámez (C. Valenciano). Amonestó a los locales Maxi Rodríguez (m. 43) y Banega (m. 62) y a los visitantes Luis Prieto (m. 13) y Nano (m. 66).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésima primera jornada de Liga en Primera División, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 20.000 espectadores. Antes del partido se guardó un minuto de silencio por Pablo Porta, ex presidente de la Federación Española de Fútbol.

La racha de cuatro partidos sin ganar, más la eliminación de la Copa del Rey, convertían el choque en una final para el Atlético, pero el conjunto rojiblanco arrancó el partido con sus dificultades futbolísticas del último mes y, aún más importante, con sus habituales errores defensivos de este curso.

Pablo debió ser expulsado a los 10'

Son ya una rutina en cada partido del Atlético. Hoy, la primera concesión atrás, protagonizada por Pablo Ibáñez a los diez minutos, fue minimizada por una discutible decisión del árbitro, Ayza Gámez, que no vio penalti ni expulsión en una entrada sobre el uruguayo Fabián Canobbio del central, que había habilitado esa jugada al fallar un pase fácil.

El gesto del colegiado, dando continuidad al juego, fue un alivio para el equipo rojiblanco, desesperante durante todo el primer tiempo, en el que el Valladolid tuvo ocasiones suficientes, algunas inmejorables, para haber situado con merecimiento el 0-1 en el marcador, pero ni el sueco Henok Goitom ni Jonathan Sesma tenían hoy puntería.

La defensa y el centro campo, mal

Fueron todo facilidades en la primera parte por parte de la defensa y el centro campo del Atlético. Da igual como llegue el balón, por el aire, en un contragolpe, en una jugada trenzada, incluso que lo tenga el propio conjunto madrileño, porque cada pelota rival es peligro para el área del argentino Leo Franco.

Tampoco funcionó en ataque en la primera mitad, en la que perdió por lesión al portugués Simao Sabrosa, sustituido por el francés Sinama Pongolle antes del descanso, y en la que sólo contabilizó una ocasión, un disparo alto del argentino 'Kun' Agüero. Demasiado poco para creer en el triunfo ante un Valladolid, de momento, superior.

Por eso, a nadie le extrañó el primer gol del Valladolid en el inicio de la segunda parte. Era lo más normal por las actuaciones de ambos equipos. Lo consiguió Luis Prieto, que aprovechó un fallido despeje de Leo Franco en un saque de esquina para convertir su disparo raso en el 0-1. Un premio justo para la ambición visitante.

García Calvo, en propia puerta

Pero, cuando peor pintaba todo para el Atlético y para el entrenador mexicano Javier Aguirre, un golpe de suerte dio vida al conjunto rojiblanco, en un remate fallido del uruguayo Diego Forlán que se encontró en su trayectoria con García Calvo. Fue el 1-1, una recompensa inesperada, pero de la reacción local ni una noticia.

De hecho, el Valladolid perdonó de nuevo al Atlético. Al aviso siguiente de Víctor, que había entrado en sustitución del lesionado Canobbio y que enganchó un disparo ajustado al poste, le siguió otra opción de Jonathan Sesma, que solo, a un par de metros de la portería, envió su remate alto con Leo Franco completamente batido.

Ya no dio más margen el equipo blanquivioleta. Un penalti de Mariano Pernía sobre Goitom, cuando éste perseguía el remate para el 1-2, puso el marcador en su sitio, y una gran parada del paraguayo Justo Villar, en el tiempo de descuento, resguardó la victoria del Valladolid ante un Atlético que, pese a la 'colaboración' de algunos de sus rivales directos por la 'Champions', ha tocado fondo.

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información