Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Alavés ha sufrido expulsiones en los últimos siete partidos como visitante

EFE EFE

El Alavés disputa el domingo en Córdoba un importante duelo en la pelea por la permanencia, en el que espera tener mejor suerte que en los anteriores partidos como foráneo, ya que le han expulsado al menos a un jugador en los siete últimos encuentros fuera de casa.

Los vitorianos son uno de los conjuntos que menos puntos obtienen en los desplazamientos, sólo ocho, con victorias en Castellón, Alicante y empates en San Sebastián y Salamanca. Otro de los elementos que afecta a la escasa fiabilidad del Alavés lejos de Mendizorrotza son las expulsiones. De los diez partidos que ha jugado fuera de casa, en siete de ellos ha terminado con un jugador e incluso dos menos que el rival, un síntoma del nerviosismo que reina en el equipo.

Todas las expulsiones se han producido de forma consecutiva en los últimos siete partidos que ha disputado fuera de casa. Esto hace que el Alavés no acabe un partido como visitante con los once jugadores desde el pasado mes de septiembre. Defensas y centrocampistas son los jugadores que han tenido que enfilar el túnel de vestuarios antes de tiempo y esa lista la encabeza Gaizka Garitano, con dos expulsiones, además de Pablo Casar, Edu Albacar, Mateo, César Caneda, Almirón, Astudillo y Pablo de Lucas.

Algún integrante del banquillo alavesista también ha sido expulsado, como en los casos del doctor Jesús Gaysán, Víctor Mañas, segundo entrenador vitoriano en la era de José María Salmerón, y el actual técnico Manix Mandiola en el partido de Alicante.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información