Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Berlusconi culpa a Ancelotti del tema 'Dinho'

  • El entrenador, en el disparadero
El entrenador, en el disparadero
Defensa Central Defensa Central

El futbolista brasileño Ronaldinho es el principal motivo de desencuentro entre el primer ministro italiano y propietario del Milán, Silvio Berlusconi, y el entrenador del equipo, Carlo Ancelotti, quien ya ha decidido marcharse a finales de temporada.

Así lo asegura hoy el diario italiano "Corriere della Sera", que informa de que Ancelotti ya ha tomado una decisión: se marchará ante la falta de confianza en él después de que Berlusconi le apuntara como el único responsable de haber perdido el título de Liga esta temporada, que muy probablemente se llevará el Inter en esta jornada.

Según el periódico, el centro del desacuerdo del primer ministro italiano con el técnico del Milán son las escasas oportunidades para jugar que Ancelotti le está dando últimamente a Ronaldinho, que desde que se recuperó de una pequeña lesión en marzo no ha vuelto a ser titular: "Es a partir del Siena-Milán del 15 de marzo que el 'premier' presiona al entrenador para que mande al campo a un jugador que ya sólo él se obstina en considerar decisivo, pero Ancelotti (...) siempre se ha resistido", afirma el diario. "Ni en Siena, ni siquiera en los siguientes ocho partidos de campeonato, el brasileño ha sido titular y en Catania, hace dos semanas, se quedó pegado al banquillo", prosigue.

Berlusconi, según el "Corriere della Sera", cree que con Ronaldinho en el campo el equipo podría haber metido más presión al Inter de José Mourinho y haber, incluso, podido alcanzar el título de Liga: "Ancelotti ha dicho basta: cree concluida su aventura en 'rossonero' por la falta de la confianza y de la sintonía mínima que se presupone debe tener con quien le da trabajo", apunta el periódico.

Lo cierto es que la prensa italiana e inglesa vienen especulando recientemente con la posibilidad de que Ancelotti haya firmado ya un precontrato con el Chelsea para la próxima temporada, algo que el entrenador aún no ha confirmado.

Anteriormente se había hablado incluso de la posibilidad de que el italiano pudiera recalar en el banquillo del Real Madrid si el ex presidente blanco Florentino Pérez ganaba las elecciones presidenciales del próximo mes.

Sea como fuere, en una rueda de prensa ofrecida ayer, Ancelotti se erigió en portavoz del Milán y aseguró que, si Ronaldinho quiere marcharse del equipo la próxima temporada, el club no se cierra en banda y está dispuesto a escuchar sus motivaciones: "Nuestra voluntad es tenerlo aquí con nosotros. Si después por su parte hay una petición para marcharse por muchos motivos, será tomada en consideración", dijo el entrenador.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información