Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Kaká se despidió con un gol y una asistencia

  • El brasileño será presentado como jugador del Madrid esta semana
El brasileño será presentado como jugador del Madrid esta semana
EFE EFE

La clasificación directa del Milán a la Liga de Campeones, la permanencia del Bolonia, el descenso del Torino y las despedidas, reales o conjeturadas, marcaron la última jornada de la Serie A, que desde hace tres semanas tiene un sólo dueño: el Inter de Milán.

El Milán, que venció ante el Fiorentina con los goles de Kaká (m.55) y Pato (m.76), consiguió quedar tercero en la clasificación y logró así clasificarse directamente en la máxima competición por clubes europea: la Liga de Campeones. Precisamente, el Milán logró esta victoria ante los toscanos que le disputaban ese pase directo a la "Champions" y que, tras la derrota de hoy, tendrán que jugar la fase previa de clasificación.

El equipo milanés llegó a este encuentro envuelto en los rumores de la marcha de su entrenador, Carlo Ancelotti, al Chelsea y del delantero brasileño Kaká al Real Madrid. A estas marchas, dadas como seguras por la prensa italiana, deben sumarse las confirmadas de Paolo Maldini, tras más de veinte años vistiendo la camiseta "rossonera", y la de David Beckham, que, no obstante, se espera que regrese a la capital lombarda el próximo año, tras concluir su contrato con Los Angeles Galaxy.

Ésta vez, Maldini recibió la merecida despedida que un grupo de aficionados le negó en la pasada jornada en su adiós a San Siro, gracias a una ovación unánime de los asistentes al encuentro.

DESCIENDE EL TORINO

Por otro lado, el Bolonia luchó durante todo el partido para asegurarse su permanencia en la serie A, contra un Catania que durante el choque encajó tres goles. Mingazzini fue el encargado de adelantar en el marcador a los boloñeses, en un partido en el que Di Vaio generó numerosas ocasiones de gol, logrando el tercer tanto de su equipo en el minuto 68. El Torino, por su parte, no pudo hacer nada por evitar el descenso ante un Roma, que les superó en el marcador por tres goles a dos.

El Inter de Milán derrotó al Atalanta por 4 a 3, en un partido en el que Ibrahimovic, quien también se rumorea que podría abandonar el 'calcio', marcó dos goles, y en un encuentro que significó la despedida del fútbol profesional del portugués Luis Figo. El balón de Oro recibió tanto el reconocimiento del público como el de los jugadores que estaban en el campo al abandonar el terreno de juego poco antes del final del primer tiempo, así como el del técnico interista Jose Mourinho.

El Juventus, que tenía asegurado su pase a la Liga de Campeones antes de comenzar su choque contra el Lazio, venció con dos tantos de Iaquinta al equipo de la capital italiana, que no consiguió subir ningún punto al marcador.

Por otro lado, el encuentro en el que se pudieron ver más goles fue el que enfrentó al Udinese con el Cagliari y que acabó con una victoria del primero por 6 goles a 2. El Udinese dominó desde el primer minuto el partido, ante un Cagliari cuya defensa parecía inexistente, pero que se despertó en la segunda parte gracias a un gol de penalti de Acquafresca, y el tanto de Parola (m.57), que, no obstante, no fueron suficientes para remontar el encuentro.

Otro adiós en esta trigésimo octava jornada de Liga fue el de Diego Milito (m.56 y m.57), que se despidió del Génova con dos goles ante el Lecce. Milito, visiblemente emocionado al final del encuentro, la próxima temporada vestirá la camiseta "neroazzurra".

El Nápoles, por su parte, derrotó al Chievo por tres goles a cero, en un choque que comenzó con el reconocimiento de la afición a su técnico, Roberto Donadoni. El Reggina, que el año que viene jugará en la serie B, empató contra el Siena a un tanto.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información