Ir a versión clásica Ir a versión móvil

VERGÜENZA: Laporta logra un pelotazo

  • Tiene asegurada la recalificación del Mini Stadi a través del Ayuntamiento de Barcelona
Tiene asegurada la recalificación del Mini Stadi a través del Ayuntamiento de Barcelona
I.L I.L

El colmo de la hipocresía. La vergüenza desenmascarada. Tantos y tantos adjetivos se le podrían poner a la última operación que ha rematado Juan Laporta que nos quedaríamos cortos, sin embargo, todo se puede traducir en una palabra: ESCÁNDALO.

Con estas nueve letras se puede resumir el pacto al que ha llegado el presidente del Barça con el alcalde de Barcelona, el señor Jordi Hereu (en la foto brindando con Laporta en una imagen premonitoria), para recalificar la zona del Mini Stadi y convertir la zona en edificable. El hombre tri-tranquilo vuelve a demostrar, por enésima vez, su tri-hipocresía.

El señor Juan Laporta, según confirma ‘El Periódico de Catalunya’, ha pactado semejante pelotazo urbanístico con el Partido Socialista de Cataluña, casualmente el mismo partido gubernamental del ejecutivo nacional que, casualmente, dirige y preside el barcelonista José Luís Rodríguez Zapatero.

Habría que preguntarle a Laporta si cuando hablaba de la política del pelotazo y la prepotencia del Real Madrid no se quería referir a los ideales que el mismo pensaba poner en práctica en estas fechas. Le debió fallar el subconsciente al bueno de Juan. Y es que, a falta de conocer las cifras de la operación, a buen seguro que el Barcelona se llevará un grato pellizco por los servicios prestados. Con ello, tal vez, le de para fichar a Villa y Filipe Luís. Y para hacer un campo nuevo para el filial. Y para pagar la reforma del Campo Nuevo. Y para fichar a Cristiano y a Kaká...bueno eso no, que ya los ha fichado Florentino. La hipocresía vuelve a tener nombres y apellidos: Juan Laporta. A partir de ahora será conocido como Mr Pelotazo. Una vergüenza.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información