Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Europa League: El Athletic se complica la vida

EFE EFE

El Athletic Club se ha complicado la vida en la ida de la Q3 de la Liga Europa al perder en San Mamés, por 0-1, frente a un Young Boys suizo que mereció sobradamente la valiosa ventaja de cara a la vuelta, dentro de una semana en Berna sobre hierba artificial. El equipo bilbaíno no solo fue superado por un rival mucho más rodado, y por lo visto hoy en 'La Catedral' con las ideas más claras, sino que dilapidó la oportunidad de empatar con un penalti que el meta visitante detuvo a Fernando Llorente.

Al conjunto rojiblanco le reaparecieron hoy los fantasmas de su última aparición europea, cuando en unas circunstancias similares le eliminó el Cluj rumano de la Intertoto en la temporada 2005-2006. Los dos equipos salieron con todo lo que tenían. El Athletic con el equipo tipo de Caparrós, aunque con la novedad de Castillo por Koikili en el lateral izquierdo, y el Young Boys son el once que ya fue titular en su último partido de liga. Avisó pronto el conjunto suizo de las intenciones con las que llegaba a San Mamés, porque ya para el minuto 5 Doumbia tuvo una oportunidad de marcar. Pero el costa marfileño estuvo algo lento y la jugada acabó en córner.

No pasó lo mismo con la segunda ocasión de la estrella visitante, que mandó a la red un rechace de Iraizoz a tiro de Degen. La jugada fue merecido premio a lo que hizo en la primera mitad su equipo y la ambición con la que encara los partidos. El Young Boys juega un 3-4-3 descarado, con tres delanteros y un carril en cada banda que se incorporan mucho al ataque. Ese primer tanto dejó un tanto tocado al Athletic, que a punto estuvo de recibir otro gol antes del descanso. Lo evitó Iraizoz con una gran parada a tiro de Marco Schneuwly en el minuto 29. Se rehizo después el conjunto rojiblanco y durante el último cuarto de hora de la primera mitad sometió a su rival a una severa presión. Incluso llegó a tener dos buenas oportunidades, pero a Javi Martínez se le fue alto un disparo a pase de Susaeta y a Yeste le respondió perfecto el guardameta visitante en un golpe franco directo que se coló entre la barrera.

Nada más empezar la segunda mitad, el Young Boys pudo ampliar diferencias con un tiro dentro del área de Marco Schneuwly que salió muy cruzado. Aunque mejor oportunidad de marcar tuvo el Athletic siete minutos después. Un discutible penalti a Iraola que Llorente marró con un lanzamiento suave al palo izquierdo que le cazó el acertado Wölfli. Insistió el equipo bilbaíno a pesar del segundo mazazo recibido y al menos logró que el partido se volviese de ida y vuelta. Jugó entonces al filo de la navaja, si bien haciendo ocasiones, como un remate de cabeza fuera de Javi Martínez en buena posición, a centro de David López, o una jugada en la que Susaeta, solo dentro del área, dejó que un rival se le echase encima.

Mientras, el conjunto bernés continuaba a lo suyo, buscando contragolpes. Uno de ellos terminó con un disparo fuerte desde la frontal de Marco Schneuwly que detuvo Iraizoz. Con media hora por jugarse, Caparrós hizo debutar a Iker Muniain, el joven de 16 años que ha batido el récord de precocidad que tenía el legendario Piru Gainza. El navarro dinamizó el partido al inicio del último cuarto de choque, pero a sus compañeros le empezó a faltar el fuelle y acusaron el paso de los minutos. Un cabezazo de Llorente, flojo, fue lo único que fue capaz de oponer a dos disparos de Marco Schneuwly y Hochtrasser en el último cuarto de hora.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información