Ir a versión clásica Ir a versión móvil

18 millones de 'motivos' para una huelga

  • Con ocho estarían dispuestos a jugar
Raquel Gutiérrez Raquel Gutiérrez
Dieciocho millones de euros podrían ser los culpables de dejar al Real Madrid sin rival el domingo. Los jugadores del Levante, que tan sólo han cobrado el 20% de su sueldo en las dos últimas temporadas, han decidido reivindicarse hasta que consigan el dinero debido por el club. El club soporta una deuda cifrada en unos 50 millones de euros, lo que ha llevado al consejo a impagos con los futbolistas y otros empleados por 18 millones.

La última semana del Levante ha consistido en reuniones, viajes y negativas, además de ”˜entrenamientos protesta”™ en los que los jugadores se han retirado tras dar una vuelta sobre el césped. Lo que buscan los jugadores, es tan simple como recibir un salario, fijado en un contrato, y que como cualquier otro trabajador, está en su más pleno derecho de recibir. El club ha incumplido los acuerdos suscritos con el club el pasado abril, cuando la plantilla desconvocó su primer plante tras asegurarse a los jugadores que cobrarían parte de lo adeudado.
La situación a la que se ha llegado tiene dos años de antecedentes, en los que la plantilla ha ido aceptando el aplazamiento del pago de sus salarios con pagarés emitidos por el club. Durante algún tiempo los pagos se hacían con retraso, pero se cumplían.

El problema se agravó el pasado año, cuando comenzaron los impagos. Tras muchas protestas por parte de los jugadores, se iniciaron unas negociaciones con el club, que culminaron el 25 de abril de este mismo año, con lo que la huelga, que ya estaba prevista para entonces, fue desconvocada.

Por eso, los jugadores levantinistas decidieron convocar una huelga indefinida, desde al sábado, para conseguir una llamada de atención sobre los medios y hacer presión al club que les debe el dinero. Los jugadores llegaron a esta decisión, tras una huelga que se prolongó durante toda la tarde. Desde ese día, se han reunido en dos ocasiones con la AFE pero aún no se ha llegado a un acuerdo.

Sin acuerdos

La plantilla y la AFE han expresado su deseo de que ojalá de aquí al sábado "se tomen medidas para poder jugar el domingo", pero se mostraron tajantes en la necesidad de crear un convenio que garantice siempre los pagos. "Algo que no sólo beneficiaría al Levante sino también a los clubes que cumplen con sus obligaciones", recordó Movilla.

De momento, ese acuerdo no ha llegado. El presidente se ha mostrado un tanto escéptico sobre una posible solución y la alcaldesa de Valencia, no está dispuesta a poner un aval, que permitiría a la Federación aportar ocho millones con lo que los jugadores estarían dispuestos a desconvocar la huelga. Habrá que esperar a esta tarde para saber qué sucede.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información