Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Jarque ya está en casa

La capilla ardiente en Cornellá
EFE EFE

El avión privado que ha transportado desde Florencia el féretro con los restos mortales de Dani Jarque, capitán del Espanyol fallecido el pasado sábado, ha aterrizado a las 4.25 de esta madrugada en la terminal corporativa del aeropuerto de El Prat acompañado de la cúpula directiva del club catalán.

Tres cuarto de hora antes, a las 3.40, aterrizó el avión en el que viajaron los encargados de solventar todos los trámites de repatriación: el presidente del Espanyol, Daniel Sánchez Llibre; el consejero del área deportiva, Germán de la Cruz y el secretario de vicepresidencia de la Generalitat, además del médico del primer equipo, Miquel Cervera y el delegado, José María Calzón, que ya se encontraban en Italia, junto al resto del equipo, durante el fallecimiento del futbolista.

En el aeropuerto esperaban el director general ejecutivo del club, Pedro Tomás, y el vicepresidente, José Luis Perelló, acompañados de tres empleados del club. Fue una imagen impactante y desoladora en su sencillez: en un aeropuerto de madrugada, totalmente vacío, dos directivos del club esperan el féretro de un jugador que una semana antes saludaba al capitán del Liverpool ante 40.000 personas para estrenar un campo de fútbol.

Apenas hubo palabras en la llegada de sus compañeros de directiva. Todo había sido dicho ya. El féretro de Jarque regresó a casa sin estridencias, rodeado de un puñado de directivos y un par de periodistas, un viaje de vuelta que no necesitó subir el volumen para convertirse en una estampa solemne y emotiva.

Agradecimiento de Daniel Sánchez Llibre

Cansado y aún lastrado por el dolor de la muerte de Jarque, el presidente del Espanyol agradeció "el apoyo de todas las instituciones políticas, tanto del Gobierno central como de la Generalitat", en los trámites de repatriación del cadáver. También transmitió ánimos a la familia del jugador -"están hechos polvo porque nadie se espera algo así"- y mostró el agradecimiento del club "a todos los aficionados del Espanyol y de otros clubes que nos han mostrado su ayuda en momentos tan duros".

No hubo escenas especialmente dramáticas en el aeropuerto porque la familia de Jarque prefirió esperar en su domicilio particular, intentando descansar antes de que se abra la capilla ardiente, que ha quedado instalada desde las ocho de la mañana en el estadio de Cornellà. Hasta las dos de la tarde, quedará cerrada para la intimidad familiar. A partir de entonces, y hasta las 18 horas, será abierta a los aficionados y autoridades.

Antes, sin embargo, el viaje del féretro de Jarque deberá cumplir otra escala administrativa. Pasará por el tanatorio de Sant Boi de Llobregat, donde el jugador nació hace 26 años, apenas unas horas, antes de ser velado en el nuevo estadio del Espanyol, donde se le tributará el último homenaje por parte de una afición que le llora desde que trascendió la noticia de su sorprendente muerte.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información